La suba acumulada en la tarifa eléctrica, sumando lo que dispuso la Provincia más el aumento autorizado por la Nación en los precios mayoristas, impactarán, desde marzo, con un incremento promedio de más del 60%.
La modificación del cuadro tarifario anunciado esta semana por el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, ya es oficial para el área de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero no fue comunicado todavía a las distribuidoras provinciales.
Aunque en la distribuidora estatal Energía Entre Ríos SA (Enersea) ya están haciendo números, y calculan que la suba aquí, en promedio, rondará el 30%.
Así, sostienen que en febrero, respecto a enero, los usuarios residenciales tendrán subas de entre el 8% y el 10%, aunque en el caso de los grandes usuarios, el incremento rondaría entre el 10% y el 25%.
Mientras, a partir de marzo, en los usuarios residenciales habrá una suba media del orden del 20%. De ahí, que la sumatoria de ambos períodos sería este año del 30%.
Eso es el incremento que registrará el precio mayorista a nivel nacional.
Hay que agregar el 32% de aumento aprobado a nivel provincial luego de la audiencia pública convocada por el Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE), a finales de agosto último.
El Ente Regulador resolvió que ese aumento no se aplique en 2016 sino en 2016, y que sea escalonado: un 15% en enero, y un 8% en marzo.
A eso, se sumará un 9% en mayo producto de la actualización trimestral del costo de la energía, un aspecto específicamente contemplado en el contrato de concesión con las distribuidoras.
Durante 2016, la tarifa ya soportó un fuerte cimbronazo, del 137%, lo que derivó en una batalla judicial que finalmente fue ganada por el Estado, que así pudo aplicar sin reservas el nuevo cuadro tarifario.
En tanto, en 2017 la suba será del 32% producto de la última revisión quinquenal de la tarifa.
Ese cuadro tarifario, con la suba del 23%, tendrá vigencia para el período que va del 1º de julio de 2016 al 30 de junio de 2021.
En enero de 2014 tuvo lugar en Villaguay la última audiencia pública, que aprobó un incremento promedio de la tarifa del 19,8%. Pero esa suba no se aplicó sino que, producto del acuerdo con la Nación, Entre Ríos decidió congelar la tarifa durante todo 2014 y 2015. La suba recién se aplicó a comienzos de este año.
La revisión quinquenal de la tarifa eléctrica está taxativamente previsto en la Ley Nº 8916/95, que creó el marco regulatorio eléctrico provincial. El artículo 31º dice que las tarifas que apliquen los distribuidores “deberán posibilitar una razonable tasa de rentabilidad, en la medida que operen con eficiencia”. Asimismo la tasa deberá ser similar a la de otras actividades de riesgo. Y el artículo 32º, fija que los contratos de concesión a distribuidores “incluirán un cuadro tarifario inicial que será válido por un período de cinco años”.
La primera revisión general de la tarifa eléctrica fue en 2001; la segunda, en 2006. En 2012 debió realizarse otra, pero fue sucesivamente aplazada, hasta 2014.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.