La regional Paraná de la Confederación General del Trabajo (CGT) está conducida desde 2014 por el dirigente del Centro de Empleados de Farmacias, Adrián Narduzzi. Llamó la atención la falta de posicionamiento de la entidad -reclamado por la regional Concepción del Uruguay- frente al veto presidencial a la Ley Antidespidos. “Sin desmerecer a los compañeros, no fue elegida en un congreso convocado por la central como deben hacerse”, dijo el secretario general de la Asociación Bancaria, Juan Carlos Navarro.
La Regional Paraná de la CGT está integrada por el Sindicato de Farmacia, Sindicato de la Sanidad, Uatre, Petroleros Privados, Sutep, Súper, Sindicato de Viajantes, Sindicato del Papel, Choferes oficiales, Sindicato de Prensa, Sindicato de Taxistas, Sindicato de Aguas Gaseosas, entre otros. Es evidente la ausencia de los gremios de mayor peso político y sindical como los comercio, construcción, camioneros, metalúrgicos o bancarios.

Ante la consulta de la Agencia Informativa Mercosur (AIM) sobre la situación de la central a nivel local -hace tiempo no se conocen posicionamientos públicos- el titular de La Bancaria aclaró que no están “en una regional de la CGT”, aunque hizo una autocrítica en ese sentido: “no ha habido en el ámbito de nuestra regional, y en eso hacemos un mea culpa, una voluntad de conformar una central agrupando a la mayoría o a la totalidad de los gremios

De todos modos, dijo sobre la llamada regional Paraná que “hay una situación indefinida porque hay una conformación de un grupo de gremios que se adjudican la representación de la CGT pero, sin desmerecer a los compañeros, no fue elegida en un congreso convocado por la central como debe hacerse”.

“Por eso, en este momento desde el punto de vista estatutario no hay una construcción de la CGT determinada como corresponde”, concluyó.

Fuente: Agencia Informativa Mercosur (AIM).