La salud del arzobispo emérito Mario Luis Bautista Maulión sigue siendo delicada.

La curia dio a conocer un comunicado oficial en el que habla de “pequeños infartos cerebrales sufridos” por Maulión, quien se encuentra internado en un centro asistencial de Rosario.

El domingo lo visitó el actual arzobispo Juan Alberto Puiggari.

En realidad, la curia informó que Puiggari “viajó a la localidad de Rosario para realizar, entre otros motivos, una visita a su antesesor, monseñor Mario Maulión, y conocer así en primera persona su situación de salud”.

“En dicho encuentro pudo mantener un diálogo con él aunque por momentos carecía de lucidez. A su vez se le informó sobre la presencia de pequeños infartos cerebrales sufridos”, señalaron desde el arzobispado.

“No obstante esto –agregaron– monseñor Puiggari manifestó que monseñor Maulión expresa su afecto y oración permanente por la Arquidiócesis”.

Y agregaron. “Como Iglesia arquidiocesana nos unimos en oración para pedir a nuestro Señor y a la Virgen María, salud de los enfermos, por nuestro arzobispo emérito”.

Maulión asumió el mando de la Iglesia de Paraná el 9 de julio de 2003 y se mantuvo en el cargo hasta que alcanzó la edad límite para el servicio activo, los 75 años. El 4 de noviembre de 2010 el papa Benedicto XVI aceptó su dimisión, y designó en su reemplazo al entonces obispo de Mar del Plata, Juan Alberto Puiggari, que tomó posesión de su nueva función el 7 de marzo de 2011.

Nació en Carcarañá, provincia de Santa Fe, el 4 de diciembre de 1934. En poco menos de dos meses, cumplirá 83 años.

Fue ordenado sacerdote el 11 de junio de 1960 en la catedral de Rosario, Santa Fe, por monseñor Silvino Martínez, obispo de Rosario; fue trasladado como obispo de San Nicolás de los Arroyos el 8 de mayo de 1995, tomó posesión de esa sede el 9 de julio de 1995; y luego fue promovido a arzobispo de Paraná el 29 de abril de 2003. Se convirtió así en el noveno diocesano.

 

Desde su retiro de la vida activa, se radicó en Rosario, en la parroquia Natividad del Señor, donde es párroco Ignacio Peries.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.