Escribir el nombre “Micaela García” en Google permite asomarse a 392 mil resultados. Ese nombre, “Micaela García”, el femicidio de Micaela García, una estudiante uruguayense que cursaba la carrera de Educación Física en la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) de Gualeguay, fue vista por última vez el sábado 1° de abril. Su cuerpo fue hallado el sábado siguiente, 8 de abril, en un descampado.

Como principal sospechoso del crimen quedó imputado Sebastián Wagner, que purgaba una condena a 9 años en la cárcel de Gualeguaychú por dos ataques sexuales, pero que había quedado libre el 1° de julio de 2016. La liberación de Wagner fue dispuesta por el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi. El mismo sábado 8 de abril, cuando el país se conmocionó con aquel femicidio, y la noticia se publicó en portada en la cadena CNN en Español, en la BBC, en el diario El País, de España, y en Cuba Debate, y se organizaron marchas en todas las ciudades –en Paraná, una noche lluviosa, una multitudinaria marcha a Tribunales– se presentó un primer pedido de jury al magistrado.

Hubo una repulsa pública, y en la discusión hasta intervinieron el presidente Mauricio Macri y el ministro de Justicia, Germán Garavano. Todos reprochaban al juez Rossi. Aquel primer pedido de enjuiciamiento fue presentado por el senador provincial Nicolás Mattiauda (Cambiemos). Le siguieron otros siete. Pero desde entonces hasta hoy, cuando se cumplen tres meses del hallazgo del cuerpo de Micaela García, el Jurado de Enjuiciamiento, encargado de analizar la conducta del juez Rossi, sólo se reunió dos veces –el 18 de abril y el 8 de mayo– y dio cabida a dos sucesivas recusaciones a la composición del cuerpo.
El primero en dar un paso al costado fue el presidente del Jurado, el diputado Diego Lara (FPV), y en su lugar quedó Daniel Carubia, vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ). También fueron recusados la diputada Rosario Romero (FPV) y los senadores Ángel Giano (FPV) y Roque Ferrari (Cambiemos); y el vocal del STJ, Emilio Castrillón. En todos los casos, los defensores de Rossi, Guillermo Vartorelli y Miguel Cullen, manifestaron en sus escritos que los integrantes del cuerpo habían hecho manifestaciones públicas respecto del caso Micaela, y así habían incurrido en prejuzgamiento. A Giano y Ferrari lo suplantaron Lucas Larrarte y Daniel Olano (FPV); a Castrillón, Susana Medina de Rizzo, y a los diputados Lara y Romero, Daniel Koch (Frente Renovador) y Esteban Vitor (Cambiemos).
Hubo entonces una nueva recusación, y los recusados fueron Koch y Victor, que fueron reemplazados por Jorge Monge (Cambiemos) y Gustavo Zavallo (Frente Renovador). Pero ninguno de esos dos legisladores ha podido asumir formalmente por cuanto el Jurado no se reúne desde el 8 de mayo, hace dos meses.
El 19 de junio, durante una sesión especial de la Cámara de Diputados en la que se nombró a Monge y Zavallo, el presidente del bloque de Cambiemos, Sergio Kneeteman, advirtió que no toleraría una nueva recusación, y apuntó al presidente del Jurado, Daniel Carubia. Instó a “escuchar a una sociedad que nos dijo pidan por favor que este juez sea suspendido en sus funciones hasta tanto el jury resuelva si es necesario destituirlo o no”. Y advirtió  que si se sigue prolongando el proceso, “vamos a pedir analizar la posibilidad de presentar un juicio político a los miembros del Superior Tribunal que están aceptando indefinidamente las recusaciones del abogado del juez Rossi”.
Carubia contestó con un comunicado emitido por la oficina de prensa del Poder Judicial, y dijo que no aceptaría presiones. Desde entonces, nada ha ocurrido. El Jurado de Enjuiciamiento quedó nuevamente conformado, por tercera vez, y no ha habido ninguna convocatoria.
Discusión

La inacción en el caso Rossi se da aún cuando hay varias presentaciones.
A decir verdad, hay ocho presentaciones contra el magistrado.
Ya no se espera que en lo inmediato el Jurado de Enjuiciamiento vaya a convocarse: la Justicia está de receso; también la Legislatura está de receso. Luego, habrá que esperar.

El asesinato de Micaela García se produjo el sábado 1° de abril aunque su cuerpo recién fue hallado el sábado 8 de abril. El caso abrió una fuerte repulsa hacia el juez Rossi, quien en 2016 había puesto en libertad a Wagner, con dos casos de violación en su haber. Entones, se abrió una andanada de críticas al jueza, y la presentación de 8 pedidos de enjuiciamiento. Pero ninguna de esas presentaciones han podido ser evaluadas por el Jurado de Enjuiciamiento. Sólo se reunió dos veces —el 18 de abril y el 8 de mayo— y ni siquiera ha podido analizar las recusaciones.

Primero, la defensa de Rossi recusó a cinco miembros del Jurado de Enjuiciamiento: Ángel Giano, miembro titular por la Cámara de Senadores de Entre Ríos; Roque Ferrari, miembro suplente por la Cámara de Senadores; Diego Lara, miembro titular por la Cámara de Diputados, Rosario Romero, miembro suplente por la Cámara de Diputados y al vocal del STJ, Emilio Castrillón. Para la defensa del magistrado, todos habían adelantado una opinión en contra del magistrado. Es decir, que no eran imparciales.

Los abogados Vartorelli y Cullen plantearon las recusaciones por cuanto los miembros del Jurado, entendieron, habían tomado posturas públicas en torno al caso Micaela García, y así también sobre el juezz Rossi. Primero la recusación alcanzó a cinco miembros del Jurado: Ángel Giano, miembro titular por la Cámara de Senadores de Entre Ríos; Roque Ferrari, miembro suplente por la Cámara de Senadores; Diego Lara, miembro titular por la Cámara de Diputados, Rosario Romero, miembro suplente por la Cámara de Diputados y al vocal del STJ, Emilio Castrillón.

El Senado nombró como reemplazantes a Lucas Larrarte (FPV) y Daniel Olano (FPV); el STJ, a Susana Medina de Rizzo; y Diputados, a Daniel Koch (Frente Renovador) y a Esteban Vitor (Cambiemos). Pero estos dos últimos fueron recusados. Diputados volvió a elegir a sus miembros: ahora, serán Jorge Monge (Cambiemos) y Gustavo Zavallo (Frente Renovador), pero todavía no han podido asumir: deberán primero prestar juramento en el Senado, y ello ocurría recién el miércoles.

 

Pero recusaciones y reemplazos no han sido suficientes. El Jurado no se reúne desde hace dos meses, y del caso Micaela García ya casi nadie habla.  Menos aún de la situación del juez Rossi.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.