La audiencia para revisar la condena a los dos únicos condenados por el femicidio de la estudiante uruguayense Micaela García, ocurrido el 1° de abril de 2017, en Gualeguay, tendrá lugar el próximo 21 de mayo ante la Cámara de Casación Penal de Paraná.

En Casación se ventilará nuevamente un caso que tuvo amplísima repercusión nacional, al punto que el propio presidente Mauricio Macri se pronunció,  lo hizo para condenar el proceder del juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, que fue quien había liberado a Sebastián Wagner, el femicida.

Rossi fue sometido a un jury de enjuiciamiento, pero quedó libre de culpa y cargo.

La condena


El 16 de octubre de 2017, el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay dictó sentencia y condenó a prisión perpetua a Sebastián Wagner, al hallarlo “autor material y penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, en concurso ideal con homicidio agravado por ser con alevosía, criminis causa y violencia de género” que tuvo como víctima a la joven estudiante uruguayense Micaela García, hecho ocurrido el 1° de abril último en Gualeguay.

Y además, decidió unificar las condenas anteriores que purgaba por dos casos más de violación y por los que había conseguido quedar en libertad en 2016, medida ordenada por el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi.

Respecto de Néstor Pavon, el segundo acusado por los fiscales Ignacio Telenta y Dardo Tórtul, el tribunal lo declaró “autor material y penalmente responsable del delito de encubrimiento agravado”, y en consecuencia lo condenó a la pena de 5 años de prisión “de cumplimiento efectivo”. En cuanto al tercer involucrado en el femicidio de Micaela García, Gabriel Otero, sobre quien los fiscales  habían pedido la absolución por el beneficio de la duda, los jueces lo absolvieron de culpa y cargo.

Tanto Wagner como Pavón continúan en la cárcel hasta que la sentencia quede firme, por cuanto el tribunal confirmó la prisión preventiva que vienen cumpliendo.

De ese modo, el Tribunal, conformado por los jueces Roberto Cadenas , Darío Crespo y María Angélica Pivas, desechó de modo tajante la tesis acusatoria de los fiscales Telenta y Tórtul, quienes sostuvieron la corresponsabilidad de Wagner y Pavón en el femicidio de la joven estudiante uruguayense, y habían pedido para ambos la pena de prisión perpetua. El Tribunal dijo que el Ministerio Público Fiscal se basó sólo en el testimonio de Wagner para incriminar a Pavón, sin pruebas suficientes. Los magistrados dieron por probado que Pavón sólo actuó como encubridor luego de enterarse del crimen, y ayudó a Wagner a eludir a la Policía y fugarse a la provincia de Buenos Aires.

Los jueces destacaron el “despliegue investigativo” tanto de la Policía como de los fiscales, aún cuando sostuvieron que no compartieron las conclusiones a las que llegó el Ministerio Público Fiscal. El tribunal dio por acreditada la autoría de Wagner en el crimen: la violación y posterior asesinato, pero abrieron serias dudas respecto de cómo fue que Micaela García fue abordada en la calle y subida al vehículo del asesino.

La Fiscalía se ajustó al relato de Wagner: que él abusó de la chica, pero que fue Pavón quien la asesinó. Esa tesis “no es compartida por el tribunal” por cuanto los jueces entendieron que resulta “inverosímil” la versión.

“No existen elementos probatorios que permitan probar la participación de Pavón” en el femicidio de Micaela García, señalaron los jueces. Y calificaron de “insostenibles versiones” los dichos de Wagner. “El Tribunal considera, a diferencia de lo sostenido por la Fiscalía y querella, que jamás se le puede asignar a las declaraciones de Wagner un valor probatorio”, señalaron los jueces en el adelanto de sentencia que se conoció este lunes.

 

Pero ninguna de las partes quedaron conformes con el fallo y por eso apelaron. Los fiscales Telenta y Tórtul más el querellante Jorge Impini apelaron la condena como encubridor de Pavón, e insistieron con la autoría del femicidio junto a Wagner.

El defensor de Wagner, Andrés Carbajal, quiere que a su defendido sólo se le impute el delito de abuso; en tanto que la defensa de Pavón, representada por Horacio Barreto, insiste en la absolución de su cliente.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.