La fiscalía y la querella coincidieron en un mismo pedido en los alegatos del juicio por el femicidio de Micaela García, que se desarrolló en el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay: ambas parte pidieron la perpetua para Sebastián Wagner y Néstor Pavón.

El adelanto de la sentencia se conocerá el próximo 17 de octubre.

Así pues, al juicio por el femicidio de Micaela García le queda solamente la lectura del veredicto, que se llevará a cabo el próximo 17 de octubre. En dicho adelanto de sentencia, los jueces Roberto Cadenas , Darío Crespo y María Angélica Pivas, deberán decidir si hacen lugar al pedido de fiscalía y querella, quienes coincidieron en exigir prisión perpetua para Sebastián Wagner y Néstor Pavón por ser coautores del homicidio triplemente agravado por alevosía, femicidio y criminis causa.

Por el lado de Gabriel Otero, hijo de la pareja de Wagner, se le otorgó el beneficio de la duda, y fue absuelto por la parte acusatoria, ya que el único testigo que lo incrimina se mostró dudoso y los testigos de su defensa fueron convincentes. El abogado de Otero vinculó a este testigo con Pavón.

Los alegatos acusatorios 


No sorprende el pedido de la fiscalía y la querella. A medida que pasaban los días, se avanzaba más sobre Pavón y se diluía más la acusación contra Otero. Jorge Impini, abogado querellante, fundamentó: “El testigo contra Otero fue dubitativo, y fiscalía tuvo que leerle su declaración porque no recordaba detalles; a su vez, otros testigos ubicaban a Wagner en su auto en otro lugar a la misma hora”. Sobre las acusaciones contra Wagner y Pavón, señaló: “Tuvimos que poner de resalto todo lo que consideramos que son los elementos que consideramos para poner la pena. Tuve un alegato de hora y media. Le creo a Wagner porque lo que dice Wagner coincide con las contradicciones de Pavón, que son más de veinte”.

Por su parte, también se refirieron a sus alegatos, los fiscales Ignacio Telenta y Dardo Tórtul, que señalaron: “Estamos muy conformes con el desarrollo del debate y entendemos que existen sobradas pruebas para condenar a las personas que hemos acusado”. Respecto a la absolución de Otero: “No es una caza de brujas, mantuvimos las acusaciones con las personas que nos sentíamos sólidamente respaldados con las evidencias”. Respecto a la posición opuesta de la defensa de Pavón: “Es una defensa que hace lo imposible para mejorar la complicada situación de su defendido, y nosotros nos sentimos mucho más cómodos porque tenemos todo un andamiaje probatorio”. Sobre los detalles del alegato: “Se agregó un power point señalando las inconsistencias con filmaciones de las inconsistencias en las declaraciones de Pavón, se acompañó un plano con el recorrido del Renault 18 y de Micaela”.

Tórtul apoyó el trabajo de fiscalía: “Nuestra teoría del caso es sólida y contundente”. Sobre antecedentes de condenas con pruebas similares, recordó: “El caso Ferrero Vallenari fue una condena por prueba indiciaria. Y en esto uno va uniendo distintos hilos que llevan a prueba contundente. Esto ha sido señalado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”. Finalmente, destacó con qué estado de ánimo esperan el veredicto: “Es un trabajo muy duro pero estamos confiados que el 17 de octubre vamos a obtener el resultado por el que hemos trabajado”.

“Este testigo podría haber tenido alguna relación con Pavón”


Para comprender la absolución de Otero, hay que entender que un solo testigo lo ubicaba en la escena, y ese testigo dudó durante el debate. El abogado defensor de Otero, Matías Farías, se refirió a esta virtual absolución a la que sólo le queda una instancia formal: “Tanto la fiscalía como la querella pidieron la absolución de nuestro defendido en sus alegatos de clausura por el beneficio de la duda. Igualmente, nosotros formulamos el alegato de clausura, porque nosotros llegamos a este debate para probar la inocencia de Otero, y no porque haya una duda, que quede beneficiado por eso. Toda la prueba que aportamos fue para esto, y el alegato nuestro se basó en eso. En principio, desbaratar la teoría de la fiscalía. Segundo, exponer nuestra teoría del caso, en la que se mencionan dónde pasó la noche, y qué hizo en la mañana. Eso fue la prueba nuestra, todos los que vinieron corroboraron la declaración de Otero”.

Finalmente, Farías expresó lo que se dice en los pasillos desde hace días, respecto a la dudosa aparición de ese testigo: “En principio, podría este testigo haber tenido alguna relación con Pavón pero no pudimos probarlo, y todo lo que no se pudo probar no lo tenemos en cuenta”, finalizó.

La defensa de Pavón a todo o nada    


Finalmente, compartimos la voz  Carvajal que se erigió como vocero por encima de Barreto, respecto a los alegatos: “Nosotros ratificamos lo que hemos manifestado en todo el proceso. Sostenemos obviamente la inocencia de Pavón, en virtud de la prueba. Para el supuesto hipotético de ser condenado seguiremos con la etapa apelatoria”. Carvajal mantiene su opinión vertida a esta hoja: “Objetivamente, no existió prueba alguna que impute a Pavón en la comisión del hecho y en la participación. En nuestro alegato se hizo hincapié en las filmaciones, en el ADN, en las localizaciones de celulares, que no lo incriminan. Sólo lo incrimina la declaración de una persona que tiene dos condenas por violación”. El abogado también dio detalles de la declaración del acusado: “Pavón ratificó que no tenía nada que ver, y lamenta lo que está padeciendo su familia. El único que sabe lo que pasó es Wagner”, finalizó.

El 17 de octubre es el veredicto


Durante diez días el Tribunal integrado por los  Roberto Cadenas (presidente), Darío Crespo y María Angélica Pivas, podrán debatir la situación de Wagner y Pavón. La fecha señalada es el 17 de octubre a las 8 y media de la mañana, en la cual se leerá el adelanto de sentencia, y más adelante llegará el turno de los fundamentos. Los compañeros de militancia de Micaela están organizando una vigilia, por lo cual se espera que dicha jornada cuente con un marco de público más importante que el que se registró durante el debate. La presencia de los padres sigue siendo una incógnita.

Fuente: texto y foto Santiago García/ El Debate Pregón