La Cámara de Diputados de Entre Ríos designó en sesión especial a sus nuevos representantes en el Jurado de Enjuiciamiento, que debe resolver si le inicia el jury al juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi.

El magistrado viene de recusar a cinco miembros, y recientemente impugnó a los diputados Esteban Vitor (Cambiemos) y Daniel Koch (Frente Renovador). Estos legisladores fueron reemplazados este lunes por Jorge Monge (Cambiemos) y Gustavo Zavallo (Frente Renovador), como titular y suplente, respectivamente.

En la sesión, varios legisladores cuestionaron la estrategia de la defensa de Rossi de recusar sistemáticamente a los miembros del órgano que debe juzgar la conducta del juez, sobre el que pesan ocho pedidos de enjuiciamiento por mal desempeño y falta de idoneidad en sus funciones.

Desde el Frente para la Victoria (FpV) se remarcó que la Cámara no es la culpable de que el proceso contra Rossi se haya dilatado, y exigieron que si es necesario el Jurado de Enjuiciamiento resuelva las recusaciones con cuatro de sus miembros, como los permite el artículo 8º de la Ley Nº9283, que reglamenta el jury.

Desde Cambiemos se planteó que la Cámara Baja debe avanzar con otros temas más de fondo, como limitar el instituto del juicio abreviado. El presidente del bloque de Cambiemos, Sergio Kneeteman, lanzó una advertencia a los jueces del Superior Tribunal de Justicia que integran el jurado: si no avanzan con la causa contra Rossi analizarán iniciarle un juicio político por mal desempeño.

Fue una respuesta al planteo que llegó desde la Justicia, en particular del presidente del Jurado de Enjuiciamiento, Daniel Carubia, quien le achacó a la Cámara de Diputados dilación en la designación de sus representantes.

El planteo de los diputados


La diputada oficialista María del Carmen Toller aclaró que “no está en manos de la Cámara de Diputados juzgar, sino aportar los miembros al el Jurado de Enjuiciamiento”

“No es esta Cámara la responsable de dilatar el procedimiento correcto para determinar las responsabilidades del juez. Es la tercera vez que nos convocamos a los efectos de designar dos miembros de la Cámara para que integren el jurado, porque la defensa, haciendo uso de un derecho constitucional, recusa sistemáticamente a los miembros de esta Cámara. No es verdad que lo hemos dilatado”, completó la diputada oriunda de Villa Paranacito.

A su tiempo, la diputada de Cambiemos María Alejandra Viola, resaltó que la obligación de los diputados no sólo es designar integrantes en el jurado, sino también resolver otros temas. Mencionó que desde el bloque de Cambiemos presentaron proyectos que “no han sido tratados y que tienen que ver con causas de fondo como el proyecto que modifica el instituto del juicio abreviado”.

Afirmó que “lamentablemente hoy este instituto es uno de los que les ha permitido a la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia avalar todas las homologaciones de penas que rayan con la burla”.

En ese sentido, dijo que el juez “Rossi no es un juez más, es un juez que le permitió la salida a Wagner”. Al finalizar, pidió a sus colegas de banca “darle un mandato a los demás integrantes del jury de que sean mucho más celosos a la hora de analizar las recusaciones”.

La diputada oriunda de La Paz consideró que la recusación que recibió Vitor fue “totalmente injusta y que no tienen sustento legal”, por cuanto “el diputado no se expresó, más bien se cuidó para evitar la recusación”.

En tren de las críticas al Poder Judicial, Viola dijo: “No podemos seguir sosteniendo un sistema garantista que lo único que desea su visión es la protección del delincuente y sin atención a la víctima. Víctima que ya pasó por el padecimiento de un delito, y que tiene que pasar encima por una justicia que no llega o llega tarde”.

Seguidamente tomó la palabra la diputada del FPV Rosario Romero, quien dejó en claro que firmó una denuncia contra Rossi y cuando fue recusada aceptó apartarse. En ese marco, entendió que la defensa del juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, a cargo de Miguel Ángel Cullen y Guillermo Vartorelli, lleva a cabo un “abuso de derecho” al recusar sistemáticamente a los miembros del jury.

En ese sentido, la legisladora, que también es abogada, planteó que el Jurado tiene la posibilidad de funcionar con cuatro miembros, de los siete que lo integran (3 por el STJ, 2 por ambas Cámaras legislativas y dos por el Colegio de Abogados).

“Estamos ante una situación en que existe de parte del abogado defensor, en forma directa no solapada, la concreta voluntad de no tener tribunal. Esto se refleja con una permanente impugnación de los nuevos miembros de las Cámaras legislativas que vamos designando”, sostuvo Romero.

“Esto no lo tenemos que permitir – agregó -, el jury tiene que advertir que el defensor no quiere que se conforme un tribunal”. En esa línea, señaló que el artículo 8º de la Ley que reglamente el Jury, la Nº9283, establece que el Jurado puede funcionar con cuatro de sus miembros. Enseguida, planteó que el órgano rechace in limine las recusaciones “inmotivadas” que se presentaron contra algunos legisladores.

El diputado Ricardo Troncoso, otro de los legisladores que firmó una denuncia contra el juez Rossi, coincidió con Romero. El legislador que integra el bloque unipersonal Recuperación Radical dijo: “El jury debe trabajar rápidamente en tratar de avanzar y ver bien los casos en que han recusados a nuestros pares, porque creemos que se puede rechazar in limine”.

“Si se vuelve a producir una recusación sobre los miembros, debemos tomar con más seriedad y buscar los mecanismos para que esto no suceda”, concluyó.

El diputado Jorge Monge (Cambiemos), habló cerca del final, pero evitó referirse al caso Wagner o a la denuncia contra el juez Rossi, ya que iba a ser propuesto para integrar el jury.

Monge recordó que existe un proyecto de Ley que reforma la conformación del jury, y que, a su entender, le da más poder al Poder Judicial en ese órgano al permitirle al acusado apelar una resolución adversa ante el Superior Tribunal de Justicia.

“Eso es de una absurdidad e inconstitucionalidad manifiesta. El jury es un órgano de la Constitución al igual que el Superior Tribunal de Justicia y no tienen que estar subordinado”, expresó.

Al finalizar, dijo que “el Poder Judicial con la vieja Constitución y la actual ley tiene tres miembros sobre siete, es decir, más del 40% está en manos de la cabeza del Poder Judicial”.

El discurso del presidente del bloque de diputados de Cambiemos, Sergio Kneeteman, fue el más duro de todos. Directamente advirtió a los miembros que tiene el STJ en el jury que si no se avanza con el proceso al juez Rossi, solicitarán el juicio político por mal desempeño.
Luego de recordar los femicidios de Gisela López, en Santa Elena; y el de Micaela García, en Gualeguay, el diputado radical pidió “escuchar a una sociedad que nos dijo pidan por favor que este juez sea suspendido en sus funciones hasta tanto el jury resuelva si es necesario destituirlo o no”.

Señaló que su bloque solicitó la suspensión del magistrado pero, en cambio, el STJ no avanzó en ese sentido. Finalmente advirtió que si se sigue prolongando el proceso, “vamos a pedir analizar la posibilidad de presentar un juicio político a los miembros del Superior Tribunal que están aceptando indefinidamente las recusaciones del abogado del juez Rossi”.

Por último tomó la palabra el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV), Juan José Bahillo, quien aseguró que existe voluntad de la Cámara Baja para que se avance en el proceso de enjuiciamiento al juez Rossi. Enseguida, afirmó que el proceso no se dilató por culpa de la Cámara sino por “artilugios de la defensa” o algunos miembros del Jurado de Enjuiciamiento. De ese modo aludió a los representantes del STJ. Finalmente propuso que los nuevos integrantes del jury, en reemplazo de Vitor y Koch, sean Monge y Zavallo.

La moción fue aprobada por los 29 diputados que asistieron a la sesión especial y se dejó en claro que este lunes se librará un oficio comunicando al presidente del Jurado sobre las designaciones.

 

 

Recusaciones y un jury que no inicia


A través de sus abogados Miguel Ángel Cullen y Guillermo Vartorelli, el juez Rossi lleva recusando a siete miembros del Jurado. Por esa razón, el Jurado aún no pudo avanzar con el tratamiento de las ocho denuncias por mal desempeño que pesan sobre el magistrado.

La primera recusación de Rossi buscó apartar al presidente del órgano, el diputado oficialista Diego Lara; al vice en dicho cuerpo, el vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Aroldo Castrillón; al senador Ángel Giano (FPV), miembro titular por la Cámara Alta; y a los integrantes suplentes, el senador Roque Ferrari (Cambiemos) y la diputada Rosario Romero (FPV).

El 18 de mayo, en el Senado, asumieron los nuevos integrantes del Jurado de Enjuiciamiento: los diputados Daniel Koch (Frente Renovador) y Esteban Vitor (Cambiemos) y los senadores Lucas Larrarte (FPV) y Daniel Olano (FPV), como miembros titulares y suplentes, respectivamente, por ambas Cámaras. La Justicia, en tanto, designó a la jueza Susana Medina de Rizzo en reemplazo de Castrillón.

A los pocos días de esa nueva conformación, el 23 de mayo, recusó a Koch y Vitor, por motivos similares a los que formuló en los otros cinco casos: haber emitido opiniones en los medios adelantando una “postura parcial” sobre su accionar judicial. Ahora, la Cámara Baja designó en su lugar a Monge y Zavallo.

 

El nuevo Jurado

Ahora, el Jurado quedó compuesto así: Daniel Carubia (STJ), presidente; y lo integran además, Bernardo Salduna y Susana Medina de Rizzo (STJ); por el Senado: Lucas Larrarte (FPV) y Daniel Olano (FPV); por la Cámara de Diputados: Jorge Monge (Cambiemos) y Gustavo Zavallo (Frente Renovador), titular y suplente respectivamente. Por el Colegio de Abogados de Entre Ríos: Jorge Campos, y Roberto Behéran (titulares). Y Jorge Ricardo Moreira Ghiglione y Héctor Fidel Rodríguez (suplentes).

Denuncia por mal desempeño


El juez Rossi está denunciado por diferentes legisladores y organizaciones por mal desempeño en sus funciones y falta de idoneidad, por haber otorgado la libertad condicional a Sebastián Wagner el 1° de julio de 2016, desoyendo un informe del Servicio Penitenciario provincial, el dictamen de la Fiscalía y la opinión del Equipo Técnico del Juzgado de Ejecución de Penas, que desaconsejaban hacerlo.

Las denuncias se presentaron tras el femicidio de la estudiante Micaela García, cuyo cuerpo fue encontrado el sábado 8 de abril de este año en Gualeguay, una semana después del día en el que se la había visto por última vez, el sábado 1º de abril.

 

 

Gonzalo Núñez

Especial para Entre Ríos Ahora.