El hecho, grave, insólito, ocurrió en la Colonia Nº 21 del departamento Nogoyá.

Un tambero procuró, como habitualmente lo hace, sacar su producción a la ruta.

Los caminos, pantanosos, en mal estado, se lo impidieron.

El camión en el que llevaba su producción, unos 5.000 litros de leche, se hundió en el lodo y no hubo forma de sacarlo de allí.

En realidad, el modo que encontraron para salir del brete fue descargar lo que llevaban: o sea, volcar en el barro unos 5.000 litros de leche, y así aligerar el peso.

Fue el modo que encontró el productor Antonio Veik para poder sacar el camión que se había enterrado en el barro del camino.

Antes de aplicar esa solución, tuvieron la ayuda de otro tractor, que no pudo conseguir nada. Y entonces fue que la leche terminó volcada en el camino.

Hace 20 días, el Senado fue centro de fuertes cuetionamientos por el estado de los caminos de la producción en Entre Ríos.

“Vialidad de la provincia no está en condiciones de responder a una situación que se ha generado de vieja data por el pésimo estado de los caminos. Eso dificulta enormemente la producción. Defendemos la gestión de Alicia Feltes (titular de la DPV), es una persona muy preocupada. Pero desgraciadamente no tiene los elementos ni humanos ni económicos para enfrentar la grave situación en la que se encuentra la provincia por sus caminos”, dijo el senador Raymundo Kisser (Cambiemos).

Francisco Morchio (Cambiemos) dijo que en el actual estado de situación, los productores no pueden salir a auxiliar al Estado. “Se paga un Impuesto Inmobiliario extorsivo. No es obligación del productor pagar el combustible para que las máquinas arreglen los caminos”, planteó

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.