Jorge Noriega es el nuevo decano de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader).
La eleccción en esa unidad académica fue la más polémica de las cuatro que dependen de Uader. Hubo cruces, denuncias por “traición” y acusaciones hacia La Cámpora por haber “dado” vuelta votos a último momento.
En realidad, Ciencia y Tecnología era, junto a Humanidades, de las dos únicas facultades que proyectó tener dos listas en competencia para elegir decano. Pero a último momento el decano saliente, Marino Schneeberger, bajó su candidatura.
Desde el espacio de Schneeberger hicideron una lectura crítica del resultado de la elección: “La Cámpora desbanca al decano de la Facultad de Ciencia y Tecnología”, dijeron.
En un documento que circuló el jueves, previo a la elección del viernes, plantearon que el “cristinismo más puro se hará del decanato de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Uader. Jorge Noriega, uno de los referentes de la agrupación La Cámpora y actualmente enrolado en Empoderados Diamantinos será el nuevo decano de la Facultad de Ciencia y Tecnología en el marco de las elecciones que desarrolla la Uader”.
“El nuevo decano llega al cargo de la mano del espacio político de los diputados nacionales del Frente para la Victoria (FPV) Jorge Barreto y Juan Manuel Huss. Si bien los miembros de los claustros que proponían al actual decano, licenciado Marino Schneeberger, alcanzaron la mayoría de los votos el pasado 11 de noviembre, ello no fue suficiente para dar vuelta las elecciones de manera imprevisible. Algunos de los representantes del espacio decidieron no respetar el mandato de las urnas a última hora apoyando la lista de Noriega”.
Noriega se impuso por 13 votos a favor y 5 votos en blanco. “Si bien Marino llevaba un largo período en la gestión –dijo el decano electo el viernes–, la alternancia es lo que las urnas han generado por mayoría y en ese sentido quiero dar un mensaje de tranquilidad a todos aquellos que duden, por temor o conservadurismo, sobre los cambios. No vinimos a cerrar sedes, carreras o echar gente”.

Sin nombrarlo, respondió al grupo de Schneeberger, y aseguró: “Para quienes creen que pertenecemos a una facción partidaria peligrosa, quiero decirles que somos una lista plural y federal, por eso nos movimos mucho por las sedes porque creemos que la fortaleza de la Uader está en la dispersión en el territorio, pero una dispersión a la que le queremos darle conectividad y mayor conexión con el poder central. En ese sentido, plateamos un consejo ad hoc inter sedes”.
Schneeberger también habló y usó un discurso componedor: “Mis secretarios y todo el equipo estarán a disposición y supongo que vamos a poder hacer un proceso de transición que no debe ser costoso, tiene que ser algo fluido, propio de los cambios de gestión. Esta gestión está dispuesta a llevar adelante ese trabajo. Las instituciones no son de nadie, son del pueblo que las mantiene, de los estudiantes, de los docentes y creo que dejamos una facultad en mejores condiciones de las que había cuando asumimos la gestión. Y aún queda mucho por hacer. Mi deseo es una gestión exitosa para poder seguir creciendo en los años que viene y por eso después teléfono siga abierto para seguir conversando”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora