Los cupos a la actividad que organiza el Centro Cultura y de Convenciones La Vieja Usina a partir del viernes 28 de julio y durante seis semanas seguidas fueron cubiertos de modo inmediato. Notable respuesta frente a una instancia de capacitación vinculada al desafío de la escritura creativa.

Dos referentes centrales de la literatura entrerriana y la nueva narrativa nacional, ofrecerán un seminario en el Centro Cultura y de Convenciones La Vieja Usina. A partir del viernes 28 de julio y durante seis semanas seguidas, Almada y Romero compartirán experiencias, ideas y caminos en Usina de letras. El objetivo es promover la práctica de la lectura y la escritura como ejercicios vitales y al alcance no solo de aquellos que persiguen un afán literario, sino de quienes tengan las ganas de ampliar el universo de sus posibilidades a través del trabajo con la palabra.

La propuesta de la Usina se dio a conocer a última hora del día jueves  y el sábado estaban prácticamente colmado el cupo de asistentes. En ese sentido, desde la organización se buscaba un número acorde a una propuesta que más allá de la disertación de cada uno de los escritores, pretende dar lugar a una instancia de intercambio fluida, cercana y constructiva en función de futuros textos.

Lo cierto es que por primera vez, dos reconocidos escritores entrerrianos, inscriptos entre los mejores exponentes de la nueva narrativa nacional, ofrecerán en nuestra provincia, de modo coordinado y conjunto, un seminario dedicado a incentivar la lectura y el ejercicio de la escritura.

De este modo, el Ministerio de Cultura y Comunicación del Gobierno de Entre Ríos, a través de su Secretaría de Cultura, logra acercar a los entrerrianos la posibilidad de compartir una serie de valiosos encuentros con dos de sus principales referentes artísticos en el campo de las letras.

La actividad comenzará a desarrollarse el viernes 28 de julio, de 18 a 20, en el Centro Cultural y de Convenciones La Vieja Usina y se prolongará durante seis semanas seguidas, cada viernes, en el mismo horario, siempre de forma gratuita.

El seminario, que será coordinado por el periodista de Entre Ríos Ahora Julián Stoppello, es un punto de partida en la vinculación de escritores de esta provincia de resonante trayectoria que no han tenido las posibilidades suficientes de compartir y aportar en su lugar de origen la trama de su trabajo, sus ideas y sus experiencias.

ROMERO, PRIMERO.

La primera cita de “Usina de Letras” será este viernes 28 de julio, desde las 18, en el Centro Cultural y de Convenciones La Vieja Usina. En el encuentro inaugural será Ricardo Romero el disertante, en tanto que el viernes siguiente tocará el turno a Selva Almada y así, de modo alternado, se repetirá durante las seis clases.

LOS EJES.

De acuerdo a lo expuesto por los disertantes, ños tres módulos desarrollados por Ricardo Romero estarán dedicados a proponer y encontrar lecturas que movilicen la visión de una relación vital con la palabra. Textos que inviten a pensar el ejercicio de escribir como un modo de estar, relacionarse y compartir. La idea es contagiar la pasión por la lectura y detectar los caminos posibles para abordar textos clásicos y contemporáneos. Observar y atender los procesos creativos para elegir los trayectos propios.

Los tres módulos de Selva Almada, en tanto, se van a apoyar en la energía vital de la escritura, ya para contar lo que se necesita contar, a modo de experiencia liberadora, o sencillamente para encontrar en el ejercicio un modo de observar y observarse. Herramientas, alternativas, ejercicios.  La escritora va a compartir los métodos propios del oficio trascendiendo en este caso si con eso se quiere hacer o no literatura. Se trata de compartir  la experiencia vital de escribir.

 

LOS DISERTANTES.

Selva Almada (Villa Elisa, Entre Ríos, 1973) es una de las autoras de mayor alcance y reconocimiento en la actualidad. Entre su obra, se destaca Una chica de provincia (Editorial Gárgola 2007), las novelas El viento que arrasa (Mardulce 2012) y Ladrilleros (Mardulce 2013); el libro de no ficción Chicas muertas (Random House 2014) y El desapego es una manera de querernos (Random House). Almada ha sido traducida a varios idiomas.

Ricardo Romero, paranaense de 41 años, viene de publicar dos novelas de potente originalidad y mucha repercusión: Historia de Roque Rey (Eterna Cadencia, 2015) y La habitación del Presidente (Eterna Cadencia, 2016). Antes de eso, había construido la trilogía de los detectives que sufrían el mal de Tourette: El síndrome de Rasputín (2008), Los bailarines del fin del mundo (2009) y El spleen de los muertos (2012). También publicó el libro de cuentos Tantas noches como sean necesarias (2006, Gárgola Ediciones) y las novelas Ninguna parte (2003 y Perros de la lluvia (2011). Varios de sus libros han sido traducidos.