El Concejo Deliberante de Oro Verde se comprometió a emitir un comunicado de repudio a la presencia en esa ciudad del cura Juan Diego Escobar Gaviria, recluido allí por unos días en cumplimiento de una medida sustitutiva de la prisión preventiva, con tres denuncias por abuso de menores– y también asumió el compromiso de sensibilizar a los vecinos sobre el abuso sexual infantil y cooperar con su erradicación.
La declaración surgió al cabo de un encuentro que los concejales Norma Cancio, Romina Ermácora, Ernesto Roth, Jorge Basso, Gastón Schvindt, Yanina Puntín y Claudia Wolf mantuvo con un grupo de vecinos que, no bien se enteraron de la presencia del cura en la ciudad, iniciaron un trabajo de concientización en procura de que la Municipalidad de Oro Verde lo declarase persona no grata. Ahora, Escobar Gaviria dejó esa ciudad y se instaló en Paraná, en la casa de la Cruzada del Espíritu Santo, en calle Comandante Espora al 500.
Escobar Gaviria tiene tres denuncias en su contra por abuso de menores que tramita la Unidad Fiscal de Nogoyá, a cargo de los fiscales Federico Uriburu y Rodrigo Molina, y está suspendido para oficiar misas en público desde finales de octubre.
El jueves 3 del actual, el juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, le dictó prisión preventiva por 20 días y lo destinó a la Unidad Penal de Victoria. Allí estuvo una semana, y fue liberado por orden del juez Arturo Exequiel Dumón, del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú.
Los abogados del cura, Milton Urrutia y Juan Pablo Temón, cuestionaron la medida de Acosta y lograron liberar a Escobar Gaviria.
Dumón dispuso la sustitución de la prisión preventiva dispuesta, y ordenó que el cura someterse a las siguientes reglas : a) al cuidado y vigilancia de la institución del arzobispo Juan Alberto Puiggari, quien deberá informar periódicamente – dos veces a la semana- que el imputado sigue bajo la medida dispuesta; b) obligación de presentarse dos veces a la semana ante la fiscalía actuante; c) la prohibición de salir sin autorización de la localidad de Oro verde, de la provincia de Entre Ríos y del país durante la vigencia de la misma.
Escobar Gaviria ocupó un departamento de la calle Los Cardenales, de Oro Verde, y tres veces a la semana, según la nueva resolución judicial, debía notificar en la comisaría de esa ciudad su paradero.
Pero hubo algunos traspiés en esa medida y el cura falseó los datos, y por eso se pidió un nuevo alojamiento. Ahora está en Paraná.
Mientras estuvo en Oro Verde, el intendente de esa localidad, José Luis Dumé, recibió una presentación de los vecinos. Esta:

“Sr. Intendente Municipal
Ing. José Luis Dumé.
S / D:

Como vecinos de la ciudad de Oro Verde, queremos expresar nuestra indignación, malestar y repudiar que en nuestra localidad esté alojado el Cura Juan Diego Escobar Gaviria, quien es pedófilo y ha abusado sexualmente de niños.
Queremos visibilizar y contribuir a la erradicación del Abuso Sexual Infantil, que repercute en lo niños y niñas, vulnerando su infancia, golpeando a nivel físico, psíquico, social y espiritual, dejando marcas profundas y de por vida.
Dicha problemática, se caracteriza por el silencio, convirtiéndose en el principal obstáculo, ya que al invisibilizarse queda arraigado en el ámbito privado, junto al miedo. En tal sentido, sostenemos que la inacción y los mecanismos de encubrimiento nos convierten en cómplice.
Exigimos que el Municipio y su Consejo Deliberante ejerzan su Responsabilidad Pública y que declaren persona no grata al cura Juan diego Escobar Gaviria.
Asimismo, que se pronuncien a favor de los Derechos de los Niños y Niñas, adhiriendo a marcos legislativos vigentes, que han sido un avance significativo concibiendo a los niños y niñas como sujetos de derechos, tal como: la ley nacional n° 26.061 de Protección Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, como así también que tengan en cuenta el Protocolo Interinstitucional de Actuación en Casos de Abuso Sexual Infantil de Entre Ríos., y la ley Nacional n° 26.150 de Educación Sexual Integral.
Debiéndose incorporar una perspectiva de derechos y de género en el tratamiento de esta problemática, cumpliendo con el rol de visibilizarla y sensibilizarla en la localidad. como así también en las acciones que realicen en relación a la temática.
Además queremos repulsar la complicidad por parte de la iglesia católica y su mecanismo de encubrimiento. Pedimos que como actores involucrados y desde la incumbencia de sus cargos ejerzan su responsabilidad pública teniendo en cuenta la voz del pueblo que se auto convoca para decir Basta. Desde su lugar pueden contribuir a visibilizar esta problemática y aportar con intervenciones específicas a su erradicación.

¡FUERA CURA ESCOBAR GAVIRIA DE ORO VERDE POR PEDOFILIA!
NO AL ABUSO SEXUAL INFATIL!”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.