El cura Juan Diego Escobar Gaviria sumó, este jueves, un nuevo pedido de prisión preventiva por una causa de abusos y corrupción de menores.

La medida fue pedida por el fiscal Federico Uriburu, de la Unidad Fiscal de Nogoyá, al juez de Garantías Gustavo Acosta. El pedido de restricción de la libertad del sacerdote es “hasta el inicio del juicio” por una nueva denuncia que pesa sobre sus espaldas.

Y es en el marco de la investigación penal preparatoria por un quinto caso de corrupción de menores que investiga la Justicia, y que se suma a los cuatro casos por los cuales ya fue condenado, en septiembre último, a 25 años de prisión de cumplimiento efectivo.

La condena fue dictada pro el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay en una causa que se abrió en octubre de 2016 a partir de las denuncias presentadas por víctimas que fueron monaguillos en la parroquia San Lucas Evangelista, de Lucas González, donde Escobar Gaviria fue párroco entre 2005 y 2016.

El tribunal de Gualeguay –integrado por María Angélica Pivas, Roberto Javier Cadenas y Darío Ernesto Crespo-,  declaró al cura “autor material y penalmente responsable de los delitos de promoción de la corrupción de menores reiterada (tres víctimas), agravada por la condición de guardador, que concurren  realmente entre sí en perjuicio de los menores RDR (primer hecho), ANE (segundo hecho), y de OJC (cuarto hecho), que a su vez concurren realmente con abuso sexual simple, agravado por ser cometido por ministro de culto (tercer hecho), en perjuicio de SYFF, y en consecuencia condenarlo a la penal de 25 años de prisión de cumplimiento efectivo”.

Los jueces resolvieron también “la prórroga de la prisión preventiva”, dictada el 21 de abril ante el serio riesgo de fuga, y por eso mismo ordenó que, hasta tanto adquiera firmeza la condena, seguirá alojado en la cárcel de Victoria.Además, el Tribunal resolvió recaratular la causa como “Escobar Gaviria Juan Diego S/ Promoción de la corrupción reiterada, agravada por la condición de guardador (tres víctimas), que concurren realmente con abuso sexual simple agravado por ser cometido por ministro de culto, en calidad de autor (un hecho”.

Durante el desarrollo de los debates del juicio oral, que se extendió entre el 22 y el 28 de agosto, surgió una nueva denuncia contra el cura, que abrió una nueva investigación penal preparatoria en los Tribunales de Nogoyá. Se trata de S., un chico de 17 años, que ingresó como monaguillo a los 14 años, y a los dos meses de llegar comenzó a ser abusado por el cura.

En la Justicia, S contó que “el cura se iba a Colombia y les traía regalos. No le pidieron nunca. Decía que les traía porque se portaban bien y le cumplían en misa. Les traía pulseras, calzoncillos, remeras. Se los regalaba para mostrárselos a él a los calzoncillos. Se los hacia probar en la pieza”.

Ahora, Escobar Gaviria, con una condena gravísima, deberá enfrentar un nuevo proceso judicial por abuso y corrupción de menores. Hasta tanto ocurra ese trámite, el fiscal Uriburu pidió que se le dicte otra preventiva.

Tanto la condena como la confirmación de la prisión preventiva resueltas por el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay fueron apeladas por los defensores de Escobar Gaviria, Milton Ramón Urrutia y Juan Pablo Temón. El recurso llegó a la Cámara de Casación Penal, pero cuando el trámite estaba por ser tratado en audiencia, los defensores recusaron a todo el tribunal, de modo que todo quedó aplazado, por ahora, sin fecha. Y el cura, seguirá en prisión.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.