La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) volvió a emplazar al Gobierno, tal como lo hizo a finales de agosto último: exigió el otorgamiento de un aumento salarial “acorde a la inflación” de septiembre, y de no darse respuesta a esa petición, el gremio aplicará un paro de 48 horas los días miércoles 10 y jueves 11. Un tercer día de paro se aplicaría el 18 de octubre.

La decisión se tomó en el congreso provincial del sindicato que sesionó hoy en Ibicuy. Allí, se analizó la convocatoria hecha por el Gobierno para este martes, a las 9, en Casa de Gobierno, aunque los congresales decidieron apurar los tiempos, y quieren una propuesta salarial para ese mismo día.

El congreso del sindicato resolvió exigir al Gobierno:

1) aumento salarial acorde a la inflación del mes de septiembre de 2018;

2) devolución “inmediata” de los 5 días descontados por ejercer el derecho de huelga por planilla complementaria;

3) actualización del Código 029 tomando como referencia el valor del combustible;

4) convocatoria para revisión y monitoreo del índice de inflación y del salario los primeros días del mes de noviembre.

“En caso de que no se cumpla con todos los puntos exigidos efectivizar un paro de 48 horas los días 10 y 11 de octubre y otro de 24 horas el 18 de octubre”, adelantó el sindicato.

Un ultimatum parecido se había votado en el congreso de Agmer del 23 de agosto, en Rosario del Tala.Entonces, el gremio emplazó al Gobierno para que presente, antes del 30 de ese mes, una oferta de recomposición salarial que absorba la depreciación producto de la inflación. De no ocurrir así, el gremio anticipó que iría al paro los días 4 y 5 de septiembre.

No hubo acuerdo salarial, y la huelga se efectivizó. Y se repitió los días 24 y 25 de septiembre.

En mayo último, Agmer había alcanzado un acuerdo con la administración del gobernador Gustavo Bordet en torno a una recomposición salarial en tres etapas, un 19% en total. El armisticio llegó después de la intervención del juez laboral José Antonio Revirigio, que dictó la conciliación, frenó los paros, instancia que ocurrió tras sucesivos fracasos en la negociación por aumento salarial.

Aquel acuerdo salarial incluyó una cláusula de revisión: en caso de que el índice inflacionaria superase el porcentaje acordado, la negociación se reabriría. A julio último, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) midió una inflación acumulada del 19,6%, y por eso Agmer apura ahora al Gobierno a reabrir la negociación salarial.

El 10 de septiembre, el Gobierno convocó a los gremios docentes y propuso un 3% de recomposición, con lo cual la pauta alcanzó el 22%, pero los cálculos del sindicato indican que la inflación a ese mes alcanza el 24%, y por eso reclaman una recomposición de ese tenor.

 

 

 

 

Foto: La Lucha en la Calle.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.