Por Víctor Hutt (*)
José Luis Panozzo, presidente del CGE, miente y descubre su mentira en tres datos: uno mentiroso que se desmiente con otro mentiroso que se desmiente con un tercero.
Dice que hay 4 docentes por pizarrón, luego dice que las suplencias son del 40 %, con lo cual habría 1,4 docentes por pizarrón, luego declara que el presupuesto de suplencias es de 119 millones sobre un total de 1.000 millones, con lo cual se ve que las suplencias son del 12 % del total de cargos, si a eso le quitamos las licencias y afectaciones políticas seguramente estaremos muy cerca del 8 % que establece esa ley de la que habla, históricamente rechazada por Agmer. Por otro lado, muestra un total desconocimiento de los problemas de la escuela pública, que están muy lejos de ser la cantidad de suplencias, lo que se observa en las escuelas, que él desconoce, es a miles de docentes trabajando en condiciones paupérrimas mientras desde la presidencia del CGE sólo se preocupa por atacar a los docentes y directivos que son los que sostienen la escuela.
Si los docentes trabajáramos a reglamente, se tendrían que cerrar el 80 % de las escuelas, por falta de condiciones edilicias, por falta de matafuegos, por sobrepoblación en las aulas, por falta de materiales de trabajo, etc, etc.
Pero además, Panozzo no es original, le copia a Graciela Bar cuando fue presidenta del CGE, que en esta época del año trataba de instalar en la sociedad la idea de que los docentes no trabajan, preparando el terreno para una negociación salarial que tratarán que sea a la baja, esa estrategia es vieja y muy conocida por los docentes.

Ya sabemos que luego de la pérdida del 10 % del salario real que sufrimos en el 2016, preparan una paritaria donde pretenden poner un techo del 17 %, de acuerdo a las órdenes del macrismo del que Bordet es el mejor alumno. Ante esto, lo mandan a Panozzo a que salga a los medios a descalificar a los docentes, olvidándose que él mismo fue docente, y con total ingenuidad quiere instalar un discurso muy burdo, que vuelve a justificar el pedido de renuncia que han hecho los docentes de la provincia.
Los docentes, como todos los sectores laborales, tenemos derecho a licencias por problemas de salud u otros y sostenemos ese derecho, si hay algún docente que se abusa, como en todos los sectores laborales, es la obligación de la patronal, Panozzo, controlar esos abusos y sancionar, pero para nada vamos a aceptar que nos ensucie a todos y que ensucie el rol docente.
Ese discurso contra las licencias es propio de las patronales explotadoras, que no hacen uso de licencias, porque no trabajan, porque viven del trabajo de otros y Panozzo se ubica a la derecha de la derecha poniendo en su boca palabras de las peores patronales explotadoras, porque no ataca a los corruptos que abusan, a los médicos que dan certificados truchos, sino que ataca a los trabajadores docentes en general y por tanto a la clase trabajadora.
Soy rector de un secundario y sé de las pocas licencias que hay en mi escuela, pero también sé de la docente que, con su pañuelo en la cabeza, no quiere sacar licencia por su entrega a la escuela pública, por eso no le voy a permitir a este personaje que salga a ensuciar la dignidad de esos compañeros que le ponen el lomo a la escuela pública mientras funcionarios como él solo se dedican a achicar, a destruir, a atacar a los docentes.
JARDINES MATERNALES.

Lo que tendría que estar haciendo ahora Panozzo, sin perder tiempo, es instrumentando la creación inmediata de jardines maternales en escuelas secundarias de jóvenes y adultos, como lo establece la ley provincial de educación desde el año 2008, y como lo ratificó la Justicia hace unos días ante los amparos presentados por su incumplimiento.
Esos docentes y directivos a los que él persigue son los que se encargan de cuidar a los hijos de los estudiantes para que estos no abandonen, pero no alcanza, miles de jóvenes y adultos abandonan la escuela secundaria cada año por el incumplimiento de los responsables del CGE.
No queremos volverlo a ver en la prensa atacando a los docentes, queremos que en estos días se conozca la noticia de creación de los jardines maternales, le pedimos a los medios de prensa que en cada entrevista no dejen escapar este tema, porque es alarmante para los que estamos en la escuela, es uno de los verdaderos problemas que Panozzo no conoce.

(*) Congresal de la seccional Uruguay de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) por la Agrupación Integración por un Agmer de Todos