El primer año de gestión en el Consejo General de Educación (CGE) parece haberse cobrado dos cargos en la estructura que encabeza José Luis Panozzo.

A finales de diciembre, dio un paso al costado Abel Hermoso, un dirigente sindical que proviene de las filas de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), y que ocupó desde el principio de la actual gestión la Dirección de Educación Técnico Profesional, área de la cual dependen las escuelas técnicas.

De momento, no se ha definido ningún reemplazante para Hermoso, por cuanto esa designación se hará en charla directa con AMET.

El segundo de Hermoso, que podría haber ocupado esa función, quedó en una situación delicada en los últimos días.

Se trata de Fabián Vallejos, subdirector de Educación Técnico Profesional, quien fue denunciado por la Agrupación Rojo y Negro de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) por haber incurrido en una desprolijidad: siendo funcionario pretendió acceder por concurso a un cargo de rector, compitiendo en pie de igualdad con cualquier docente.

Vallejos pretendió el cargo de rector Escuela Agrotécnica N° 152 Manuel María Calderón, de Concordia, pero no lo consiguió: quedó segundo en el concurso, y además su postulación fue impugnada,  y por esa razón el Jurado de Concursos decidió retirarle la credencial con la cual se presentó.

No es la primera vez que ocurre un hecho de ese tenor. En Educación hay “jurisprudencia” al respecto.

Durante la gestión de Claudia Vallori al frente del Consejo de Educación, se produjo una irregularidad todavía más grosera.

En septiembre de 2015, el entonces director de Educación Superior, Raúl Piazzentino, concursó y se adjudicó un cargo, compitiendo a la par que los docentes.

Piazzentino fue docente en la Escuela Normal Martiniano Leguizamón, de Villaguay. En 2014, el cargo de rector quedó vacante por la jubilación de quien hasta entonces ocupaba esa función, Miguel Delzart.

El llamado a concurso para cubrir el cargo lo organizó la Dirección de Educación Superior, y se presentó como postulante nada menos que quien entonces era director del área, Raúl Pizzentino.

El resultado fue obvio, esperable: ganó Piazzentino.

Aunque hubo reclamos e impugnaciones, la designación de Piazzentino resultó inamovible por decisión de Vallori.

Vallejos ahora quiso seguir el mismo camino, pero la jugada le salió mal: perdió el concurso, fue impugnado y le retiraron la credencial de puntaje.

De modo que Vallejos no sería el nombre que escogerán en Educación para suplantar a Hermoso, que renunció.

Tampoco se ha designado reemplazante para Liliana Pérez, que el miércoles 1º renunció a su cargo de presidenta del Jurado de Concursos. Al igual que Hermoso, en el caso de Pérez se trata de cuestiones personales, de desgaste y de salud. Su esposo está con una enfermedad de largo tratamiento y no podía acompañarlo y a la vez estar al frente de un área de mucha demanda: el lunes, sin más, estará la instancia de concursos en Concordia, y para entonces no habrá titular del área.

Se trata del concurso de ingreso, reingreso, pase y traslado de nivel inicial y primario y sus modalidades.

“En los dos casos, la renuncia es por cuestiones personales, y de mucho desgaste, porque el año 2016 fue de muchísimo trabajo y de estar presentes”, dijo un a fuente de Educación.

Los dos cargos estarán vacantes por las próximas semanas.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.