“Espero que cesen las persecuciones de propios y extraños hacia mi persona”.

El pedido, hecho con cierto énfasis, fue hecho por el expresidente del Consejo General de Educación (CGE), José Luis Panozzo, luego de que se filtrara la nota que obtuvo en un concurso para acceder al cargo de supervisor de nivel primario.

Panozzo se presentó como un docente más -fue senador provincial, fue intendente de Chajarí, y hasta octubre de 2017, presidente del Consejo de Educación, pero ahora ocupa el cargo de director de escuela- pero en la última instancia fue reprobado.

El dato, asegura, no debió filtrarse porque los que se presentan al concurso firman los exámenes con seudónimos, el sistema en teoría es secreto y hay pocas personas que intervienen en el proceso. Y por eso exigió que en un plazo de 48 horas la presidenta del CGE, Marta Landó, y la titular del Jurado de Concurso, Analía Matas, explique de qué modo ocurrió la filtración del dato sobre su nota, que publicó  Entre Ríos Ahora.

En el tramo final del concurso, Panozzo obtuvo un 50, lejos de la nota requerida para poder calificar en el concurso para supervisor, que era un 70. Con esa mala nota, quedó afuera del concurso.

“Esto tiene que ver con una persecución, un acoso permanente -analiza el exfuncionario del gabinete de Gustavo Bordet-. Fíjese que cuando presento mi renuncia, de manera indeclinable, y el Gobernador la acepta, hace más de un año, yo podría haber tenido distintas opciones: tomar una licencia, como tantos docentes tienen en la provincia; podría haber tomado otro cargo. Y nada de eso ocurrió. Volví a la escuela,a trabajar. Y durante este año no registro ninguna licencia. Todos los días cumplo con mi tarea. Por eso, exijo igualdad de condiciones. Mas allá de haber pasado por distintos cargos, no pretendo más derechos, pero tampoco menos. Y me considero un docente más dentro de todos los que hay en la provincia. Permanentemente estoy siendo observado: lo que hago, no hago, lo que dejo de hacer. No hay ninguna publicación que haya dicho que cumplí en un año con mis obligaciones docentes”, dispara.

En diálogo con el programa Puro Cuento de Radio Costa Paraná 88.1, Panozzo planteó su enojo e incomodidad por la ventilación de la nota del concurso del que participó.  “Lo del examen es un hecho grave -asegura-. Si hubiese salido bien, como venía en todas las instancias, hubiesen dicho que era un acomodo. Como salí mal, se publica. Yo, del examen lo que tengo para decir es que la nota que me pusieron es inobjetable. El hecho de haber salido mal tiene que ver con los criterios de evaluación. El hecho grave es que los exámenes fueron con seudónimos, para que se manejen con objetividad, sin nombre y apellido. Se supone, y a partir de ayer me quedan dudas, cosa que no tenía, que se manejaba de otra manera. Al estar mi nombre y apellido en forma pública, y también la calificación, es un hecho grave”.

En ese marco, el expresidente del CGE adelantó que va a pedir que se publiquen las notas de todos los docentes que participaron de la evaluación.”Los que salieron bien y los que salieron mal. Quiero igualdad de condiciones”, asegura.

Después, resalta lo que ocurrió en Concordia, durante un concurso para supervisor de nivel secundario, y la filtración de datos de parte de un veedor representante de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer). “Ahora me entran mucha dudas si no se filtraban también los exámenes. Esto es de una gravedad institucional. Para los docentes esto llevaría a impugnar el concurso por la falta de seriedad, de prolijidad. Yo le exijo a la presidenta del CGE que, en 48 horas, públicamente esto quede aclarado. Que expliquen cómo se filtró. No hay muchas personas que hayan podido filtrar esta información. Quiero que la presidenta el Jurado de Concursos, Analía Matas, y la presidenta del Consejo de Educación, Marta Landó, den explicaciones. Si hubo filtraciones, el concurso debería anularse”, puntualizó.

Y añade: “Hay una responsable de todo esto, que es la presidenta del CGE. El organismo central, más allá de tener representantes gremiales y políticos, es la mayor responsable, que deberá tomar las medidas”.

Insiste Panozzo en que se trató de un incidente “muy grave”.

Y plantea que, por “el prestigio” del Consejo de Educación, la titular del organismo y la presidenta del Jurado de Concordia “tienen la obligación moral de aclarar lo que pasó. Y tiene que aparecer el responsable que filtró esto. Yo necesito que en 48 horas la responsable del organismo provincial explique qué esta pasando.  También quiero que este hostigamiento y esta persecución cesen”.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.