El entrerriano Miguel Galuccio, extitular de YPF durante el kirchnerismo, también aparece salpicado por el escándalo de los Paradise Papers, la filtración de documentos secretos que dan cuenta de inversiones en paraisos físcales de grandes personalidades, entre ellos el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y el secretario de Finanzas, Luis Caputo.

Además, aparecen Marcelo Mindlin (presidente de Pampa Energía y principal empresario energético del país); Eduardo Elsztain (CEO de IRSA, empresa lider en el mercado inmobiliario) y Marco Galperin, fundador de Mercado Libre.

El 16 de diciembre de 2016, la directora adjunta del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), Marina Walker convocó a una comunicación por un sistema similar a Skype, pero más seguro, para anunciars que comenzaba a tomar forma “un nuevo proyecto”: la publicación de los clientes de Appleby -uno de los tres estudios jurídicos más grandes del mundo para el armado de estructuras societarias offshore-, un segundo proveedor sustancial de este tipo de sociedades, Asiaciti Trust y material de 19 jurisdicciones secretas. Por tanto, los primeros indicios daban que sería más grande que Panamá Papers, la primera gran filtración de inversiones en paraísos fiscales.

Empezaron a aparecer personalidades del mundo en las sociedades off shore: Shakira, Bono la multinacional Nike.

Y también un entrerriano: Miguel Galuccio.

En mayo de 2012, cuando Cristina Kirchner lo nombró al frente de la petrolera, dijo de él: “Quiero contar quién es Miguel, porque he leído muchas cosas en los diarios y porque el gobernador de Entre Ríos me dijo que estaba harto de las estupideces que se estaban diciendo”. En efecto, el exgobernador Sergio Urribarri se anotó como el contacto entre Cristina y Galuccio para que el entrerriano llegara a YPF.

Su familia es dueña de la distribuidora de bebidas El Sembrador, y su hermano Carlos Galuccio, que durante el urribarrismo estuvo al frente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER).

Miguel Galuccio, el ex presidente de la estatizada YPF durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, también aparece en Paradise Papers, según publica hoy Perfil.

El ejecutivo registró una compañía –Vera Limited– en noviembre de 2016 en Malta, en la que figura como único accionista y director. El capital inicial fue de 1.200 euros. El propósito que declaró al inscribir la firma en el registro de esta isla del Mediterráneo, considerada un refugio fiscal por la Unión Europea, era comprar, alquilar u operar embarcaciones. Efectivamente, según explicó al ser consultado, Galuccio registró la firma para comprar un velero.

“Para hacerlo, la forma más eficiente es constituir una sociedad bajo las leyes de algún estado de la Unión Europea, como es el caso de Malta”, señaló. Y agregó que “para las embarcaciones, la bandera maltesa es la más utilizada en Europa y de hecho, tiene el mayor número de registros dentro de la UE”.

La respuesta de Galuccio arroja una frase central para los conocedores del mundo offshore: “Es importante señalar que la sociedad (Vera Limited) tiene una estructura transparente: no hay participación de accionistas nominales ni mecanismos fiduciarios”. Muchos de los argentinos en Paradise Papers no admiten lo mismo. Si bien Galuccio evitó responder en qué país vive actualmente, aseguró que es “residente fiscal argentino” y que la sociedad figura en su declaración impositiva de 2016.

Galuccio renunció a la presidencia de YPF en marzo del 2016. Por su salida, cobró $ 72 millones en concepto de indemnización. Siendo uno de los funcionarios más ricos de la gestión kirchnerista, nunca presentó sus declaraciones juradas ante la Oficina Anticorrupción cuando estuvo al frente de la petrolera estatal, bajo el argumento de que YPF estaba fuera del control de ese organismo. Sin embargo, hubo otros funcionarios de la compañía que sí lo hicieron.

 

 

De la Redacción de Entre  Ríos Ahora.