Cada uno transitó el camino de la sobrevida de modo diferente. Unos pudieron mucho, otros no tanto. Todos, lograron cruzar el umbral de la oscuridad que supusieron los abusos a los que fueron sometidos de niños por miembros del clero, y alzaron la voz para denunciar.

En el medio, se toparon con el silenciamiento de la Iglesia. Así ocurrió con las autoridades del Seminario Arquidiocesano de Paraná, con las autoridades eclesiásticas  en La Plata, con el Instituto Próvolo, de Mendoza.

Fabián Schunk, integrante de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico, víctima del cura Justo José Ilarraz, habla de la “cobertura” de la cúpula de la iglesia. Ha dicho que Ilarraz “siempre ha tenido cobertura; la ha tenido con (el cardenal Estanislao) Karlic; y con los sacerdotes que estuvieron con él en el Seminario, porque sabían de la conducta de Ilarraz. Consta en el expediente, no es que yo lo esté inventando. Consta en el expediente que tiene 7 mil fojas. Ahí dice que había sacerdotes que venían conductas inapropiadas de Ilarraz. Ya desde los años 89 en adelante”.

José Riquelme, otra víctima de Ilarraz, dice que el inicio del juicio va a ser para él “un alivio”. Lo dice así: “Yo digo que va ser un gran alivio, un respiro, va a ser como un descanso a mi cabeza, un pequeño descanso a mi cabeza. Así”.

De eso, de las historias de cada uno, de las batallas a solas o acompañados que cada quien libró, se hablará este fin de semana en Paraná.

La ciudad será sede del primer encuentro de sobrevivientes de abuso sexual eclesiástico, que se desarrollará este fin de semana en Paraná: durante sábado 7 y domingo 8, representantes de distintos puntos del país vendrán a Entre Ríos para analizar la situación de las diferentes causas e intercambiar experiencias.

Aquí estarán Julieta Añazco, Liliana Rodríguez, Pablo Huck, Alexis Endrizzi, junto a Fabián Schunk y otros tantos que llegarán de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Tucumán.

Todos, integrantes de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico, una organización creada en Estados Unidos por la ya desaparecida Barbara Blain, también víctima de abusos por parte del clero.

Julieta Añazco pudo después de muchos años poner en palabras lo que había soportado de niña: los abusos del cura Héctor Giménez, cuando tenía 10 años, durante los campamentos que, desde la iglesia Nuestro Sagrado Corazón de Jesús de City Bell, organizaba, entre los veranos de 1980 y 1982, en Bavio, dentro del partido bonaerense de Magdalena.

En 2013, una adulta Julieta Añazco irrumpió en la capilla del Hospital San Juan de Dios escoltada por organizaciones feministas. Vestía una remera negra con letras blancas: “Basta de curas abusadores”. Entonces empezó su lucha y su búsqueda, hasta dar con la Red. Convertida en la representante de Red de Sobrevientes creada en Estados Unidos por Blain, en 2015, Julieta Añazco fue la primera argentina en exponer en la conferencia anual de SNAP (tal su sigla en inglés, por Survivors Network of those Abused by Priests) en Washington.

La Red ahora da otro paso: un primer encuentro de todo el colectivo, aquí en Paraná.

Los delegados de distintos puntos del país comenzarán a llegar a Paraná -algunos, a verse las caras por primera vez- este viernes, y el sábado ya será el trabajo en conjunto.

Los recibirá Fabián Schunk -dispuso su casa para ser sede de los encuentros-, quien el lunes 16 estará en Tribunales para testificar en el juicio al cura Justo José Ilarraz.

“El sábado a la mañana será una jornada de trabajo, vernos por primera vez con algunos, establecer modalidad de trabajo. Vienen referentes de cada provincia, que después llevarán las conclusiones al resto de las víctimas que no han podido venir”, indicó Schunk.

El sábado por la tarde, a las 19, todos los representantes de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico estarán en Plaza 1° de Mayo distribuyendo volantes, y evacuando consultas de los medios y de la gente que los acompañe en esa aparición pública.

Luego, la tarea del grupo continuará el domingo por la mañana, con otra jornada de trabajo y de intercambio: pasos a seguir, proyección de la Red, establecer la personería jurídica y distintos aspectos organizativos.

Algunos de los integrantes de la Red tienen previsto volver a Paraná el lunes 16, para acompañar a los que testifican en el juicio al cura Ilarraz.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.