La Municipalidad de Paraná se desligó del nuevo conflicto en el transporte público que dejó sin colectivos a la ciudad -en julio, hubo 5 días sin servicio; y en agosto, 15 jornadas- y adjudicó el problema a un desentendimiento entre la concesionaria Buses Paraná y el gremio de los choferes, la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

De todos modos, el intendente Sergio Varisco convocó a sesión especial del Concejo Deliberante para pedir autorización y así poder asignar al servicio de colectivos el Aporte del Tesoro Nacional (ATN) de $5 millones que recibió la Comuna del Ministerio del Interior de la Nación. Con esos recursos, las empresas podrían cumplir con el acuerdo salarial y la devolución de los días descontados por paro a los choferes.

A través de un comunicado que dio a conocer esta tarde, la Municipalidad de Paraná “deslindó responsabilidades” ante el nuevo paro de colectivos, reclamó mayor compromiso a los empresarios del transporte público agrupadas en Buses Paraná y denunció la obstaculización del tránsito en el microcentro por parte de los choferes, que instalaron las unidades en Plaza 1° de Mayo durante parte de la tarde. Aunque pasadas las 18 los coches fueron retirados por completo.

Desde el Municipio, el secretario de Servicios Públicos, Ricardo Frank especificó que tanto los decretos de Nación como de la Provincia, “no establecen el destino que debe dárseles a los 5 millones de pesos que transfiere el ATN enviados desde el Tesoro Nacional, por lo cual es imprescindible darle un marco legal a esa transferencia de recursos, en este caso mediante normativa que debe emitir el Concejo Deliberante para readecuar ese fondo y hacer efectiva la transferencia. A tal efecto, dijo el funcionario, el intendente Sergio Varisco convocó al Concejo a sesionar de manera extraordinaria a tal fin”.

Por su parte el secretario Legal y Técnico, Walter Rolandelli, explicó: “Acá el único que gestionó en Nación los fondos para subsidiar el transporte fue el propio Intendente, que viajó a Buenos Aires en dos oportunidades, sin hacer publicidad ni alardear y esos fondos vinieron. Lamentablemente, la normativa de transferencia que realizó la Provincia no se adecua a los requerimientos contables de la Municipalidad por lo que el área correspondiente la objetó, como debe ser. No sabemos por qué la norma de la Provincia no detalló específicamente el destino de dicha transferencia con lo cual hoy mismo esa cifra hubiese sido girada a las empresas `para saldar la deuda con los colectiveros”

“Más allá de esto que es una cuestión técnica, también es llamativo que justamente los viernes aparecen estos inconvenientes cuando es inhábil bancario el fin de semana y nada se puede hacer, pareciera que hay intereses ajenos a esta instancia particular que desean generar un desgaste político pretendiendo hacer aparecer a la Municipalidad como responsable cuando en realidad no lo es y sí es la única que ha realizado todo el esfuerzo , las gestiones y dado la cara permanentemente en este conflicto que tiene de rehenes a los paranaenses”, remarcó Rolandelli.

El funcionario subrayó:  “Claramente hay intencionalidades políticas detrás de este conflicto y también liviandad y falta de compromiso de los empresarios que acostumbrados a ganar cifras exorbitantes durante los últimos quince años ahora ven reducido ese margen y quieren patear el tablero aprovechando la coyuntura política del momento”.

Finalmente, Rolandelli dijo que por la “obstaculización indebida del tránsito en el microcentro por parte de los colectivos que impiden la libre circulación generando caos realizará una denuncia ante la Justicia local por el avasallamiento a que se ven sometidos los ciudadanos”.

A su turno, Frank también explicó que “ante la reanudación del conflicto de no contar con servicio público de pasajeros y que se avizora podría afectar todo el fin de semana, el intendente Sergio Varisco dio la directiva de que sea convocado el Concejo para que pueda aprobarse la norma para destrabar el problema y que los usuarios cuenten con el servicio como corresponde”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.