El bloque de Cambiemos en el Concejo Deliberante de Paraná ya tomó una decisión: no se tocará ninguna hectárea del Parque Botánico Leandro N. Alem, ubicado en el Acceso Norte, y de ese modo desecha la idea de enejenar parte de ese espacio verde para venderlo a las empresas de colectivos, para que muden allí sus playas de maniobras y guarda de unidades.

La idea de la administración del intendente Sergio Varisco había cosechado duras críticas, y la cerrada oposición del bloque del Frente para la Victoria en el Concejo. El 9 de noviembre, durante una acalorada sesión del cuerpo deliberativo en el Club Don Bosco, en el marco del programa “El Concejo en tu barrio, Cambiemos se enfrentó a una dura disputa con vecinalistas, integrantes de la Asamblea en Defensa del Parque Botánico y hasta con el desaire de una de los propios: la viceintendenta Josefina Etienot, que hizo pública su opinión contraria a la idea del oficialismo de enajenar parte del Botánico.

Entonces, el oficialismo no pudo tratar el proyecto de venta de 7,5 hectáreas del Parque Botánico, que ya tenía dictamen favorable de la Comisión de Legislación General, y resolvió volverlo a comisión. Pero, según confió una fuente del bloque a Entre Ríos Ahora, la postura es desechar la venta del Parque, y buscar “un lugar alternativo para mudar a las empresas de colectivos, pero que todavía no hemos definido cuál va a ser”.  El Municipio quiere sacar del área céntrica de la ciudad a las empresas de colectivos, pero ahora el dilema será qué sitio elegir para no generar un nuevo conflicto con los vecinos.

El proyecto elevado por el Departamento Ejecutivo al Concejo establece la tasación del terreno, de acuerdo al dictamen realizado por la Comisión de Avalúo Municipal, en un valor por metro cuadrado de la tierra libre de mejoras de U$S 10, con la posibilidad de una financiación en dólares hasta 36 cuotas mensuales y consecutivas, que se abonarán del 1 al 10, a la cotización vigente del primer día del mes, pagadero a partir del mes siguiente de la escritura traslativa del dominio.

Las empresas concesionarias habían ofertado por esa parte del Parque $9.187.500, en 73 cuotas mensuales y consecutivas de $125.856,17 mil, que serían descontadas del importe mensual que el Estado paga a las mismas en concepto del Boleto Estudiantil Gratuito.

La ordenanza estipula que la construcción de la referida base operativa deberá tener un adecuado manejo de los impactos durante la etapa de construcción de las obras, el tratamiento de efluentes líquidos y gaseosos, la plantación de árboles nativos y reforestación compensatoria de las especies eliminadas y/o demás medidas que pudiera disponer la Subsecretaría de Ambiente Sustentable y/o la que en el futuro la reemplace.

En aquella sesión del 9 de noviembre, en el espacio Voz y Opinión Ciudadana, el abogado Pablo Folonier fundamentó la oposición al desguace del Botánico. “El Parque Botánico se ha transformado en un lugar apropiado por la ciudadanía de Paraná, basta acercarse un fin de semana para ver las familias disfrutando de la naturaleza, los chicos divirtiéndose en los jueguitos, los jóvenes en la bicisenda, y todos agradeciendo poder contar con un lugar tan hermoso. ¿Justo ahí se decide poner el centro de operaciones de Ersa, que significa la entrada y salida de cientos de colectivos, y sus actividades de reparación y limpieza? En un Parque Botánico donde la gente se pone en contacto con la naturaleza van a poner un lugar de contaminación, ruido e inseguridad vial, en el mismo lugar donde juegan los chicos? ¿Pero a quién se le ocurre?”, se preguntó.

Luego de la vuelta a comisión del proyecto, la Asamblea en Defensa del Botánico pidió intervenir en la discusión en el Concejo. Y para eso elevó a la presidenta del cuerpo un pedido de acceso a la información pública, para que el intendente Sergio Varisco les habilite conocer cuáles son los fundamentos que llevaron al Departamento Ejecutivo a elaborar un proyecto de ordenanza, a estudio del Concejo Deliberante, para enajenar 7,5 hectáreas del Parque Leando N. Alem para luego entregárselas a las empresas prestadoras del servicio de colectivos.

En ese marco, dice, “nos hemos encontrado que carecemos de cualquier tipo de información pública ambiental con respecto a la mencionada intención de la construcción del Centro de Operaciones de las empresas y el impacto ambiental que el mismo provocará sobre la zona. Este hecho motiva la presente solicitud a fin de solucionar esta grave afectación a los derechos de información y de participación ciudadana”.

 

La Asamblea pidió conocer los siguientes puntos:

1) Si la empresa posee habilitación municipal, rubro habilitado y el nombre del/los titulares de la misma.

2) Si se ha presentado el correspondiente estudio de impacto ambiental y si se ha emitido la declaración de impacto ambiental.

3) Si disponen del permiso de emisión de efluentes que la actividad realizada requiera (líquidos, gaseosos, sólidos y especiales).

4) Cuál es la zonificación aplicable al área comprendida y cuáles son las actividades permitidas conforme a las ordenanzas municipales, en dicha área.

5) Si se realizó alguna evaluación ambiental estratégica en relación al área en cuestión, y en caso de ser así, se brinde una breve reseña de sus conclusiones.

6) Se informe si previa a la evaluación de impacto ambiental se realizó la obligatoria audiencia pública, según lo señalado por la Ley General del Ambiente.

7) Se solicita se provea toda la información pública ambiental disponible pertinente al proyecto de ordenanza relativo a la instalación de las empresas Ersa y Mariano Moreno en el predio del Parque Botánico de la Ciudad de Paraná o en  su zona de influencia.

En paralelo, los vecinos que defienden el Botánico interesaron al diputado Gustavo Guzmán (FPV) sobre el tema, y el legislador presentó un proyecto de ley en la Cámara Baja para que se declare área natural protegida al predio, en tanto que consiguieron también el explícito apoyo del vicegobernador Adán Bahl.

En medio de esa discusión,  y al calor de la polémica generada por el proyecto del oficialismo, Cambiemos decidió dar un golpe de timón y desechar el Parque Botánico para mudar hasta allí a las empresas de colectivos.

 

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.