“Esto es producto de la bicicleta del Gobierno, que juega con los tiempos”.

De ese modo, César Pibernus, secretario de organización de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), enrolado en la agrupación Rojo y Negro, analizó el modo cómo el Poder Ejecutivo lleva adelante la negociación salarial con los docentes.

Después de tres reuniones sucesivas de la mesa paritaria salarial en la Secretaría de Trabajo, las conversaciones derivaron en la presentación de una oferta del 20% de aumento en dos tramos, la devolución de los días descontados por paro durante 2018 y la reapertura de la negociación en julio próximo.

Pibernus entiende que la propuesta es “insuficiente”, y censura que se haya incluido el pago en cuotas. “Esto es lamentable. Los docentes no trabajamos en cuotas”, afirmó.

La última oferta salarial del Gobierno a los maestros está siendo analizada por estas horas y este miércoles serán las asambleas departamentales de donde surgirá el mandato que cada una de las 17 seccionales de Agmer llevará al congreso provincial que sesionará este jueves en Chajarí.

La Agrupación Rojo y Negro también se pronunció sobre la oferta salarial. “La propuesta presentada este lunes 18 es una clara muestra del mecanismo al que nos tienen acostumbrados los sucesivos gobiernos de dilatar la resolución de los conflictos salariales, para que se licúen nuestros salarios y se le ´abarate´ el presupuesto previsto”, señaló.

“El gobierno no movió el fondo de la propuesta respecto a la semana pasada. No avanza en el porcentaje de este tramo del año, tampoco presenta propuestas concretas sobre la deuda 2018, la aplicación del gatillo para 2019 y la impostergable actualización del 029”, añadió y apuntó: “El flamante código 117 (suma fija remunerativa), creado el año pasado, sirve al gobierno para lo que denunciamos que serviría: para que incorpore allí montos fijos en las sucesivas negociaciones salariales que debería incluir en los códigos en blanco como el 001, 002 y 004. Así sigue achatando la carrera docente en el plano salarial”.

La Rojo y Negro planteó que el Gobierno provincial “guarda silencio en temas tan sensibles como el presupuesto en educación para infraestructura, comedores, limpieza, transporte y diversos bienes de uso centrales para el reconocimiento de la educación pública como derecho. Los salarios están abandonados, como todos los aspectos fundamentales de nuestra educación para los que tampoco hay respuestas”.

“En medio de esta discusión paritaria, el gobierno confirma la nula voluntad de diálogo y de construir colectivamente políticas educativas firmes al emitir la Resolución 920/19 CGE sobre el sistema de evaluación, calificación, acreditación y promoción para las/os alumnas/os que transitan la escolaridad primaria. Lo hizo de forma unilateral, sin consultar a las comunidades educativas y cuando el ciclo lectivo se encuentra en marcha”, señaló la Rojo y Negro.

Y destacó: “El tiempo sigue corriendo y el descontento se sigue acumulando en los docentes entrerrianos, durante un 2019 en el que la inflación juega cada vez más con nuestros bolsillos”.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.