El dirigente César Pibernus seguirá durante el período 2018/2020 como secretario de organización de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), que ya cumplió durante el trienio 2015/2017.

Pibernus batalló, en representación de la Agrupación Rojo y Negro por la conducción de Agmer en las elecciones del 2 de noviembre último, pero, otra vez, y por tercer período, se impuso el oficialismo de la Lista Integración por un Agmer de Todos, y Marcelo Pagani se convertirá en el sucesor de Fabián Peccín al frente del gremio desde el año próximo.

Pero la opositora Rojo y Negro sostiene las tres secretarías que le corresponde a la minoría: organización, jubilados, y administración y actas.

En organización va Pibernus, pero las otras dos representantes de la Rojo y Negro, Alejandra Gervasoni, en jubilados, y Adriana Dechat, en administración y actas, concluyen sus mandatos.

Sus lugares serán ocupados por el actual secretario general de Agmer Villaguay, Sergio Blanc, y el encargado de prensa de la seccional Paraná, Alberto Díaz.

Los tres dirigentes serán los encargados de bastonear la postura opositora dentro de Agmer.
La Rojo y Negro cierra el año con reclamos a la conducción provincial del sindicato. “Insistimos que junto con la lucha nacional, necesitamos enfrentar el ajuste en Entre Ríos”, señalan, y agregan, a modo de reclamo interno:

“Desde mediados de año venimos reclamando congreso de Agmer para exigir apertura de la discusión salarial. Este escenario, sin congresos, sin plenarios de secretarios generales, parece indicar que en Entre Ríos no hay conflicto. Sin embargo, los trabajadores de la educación siguen viajando a dedo porque el 029 no se reajustó con los aumentos de los combustibles y transportes; las empresas paran las obras y retiran herramientas y obreros de las escuelas ante la falta de pago, la mayoría de los docentes sostienen las escuelas con salarios de pobreza”.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.