El exgobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados de Entre Ríos, Sergio Daniel Urribarri, asistió a Tribunales a brindar declaración indagatoria en tres  causas en las que está imputado en horario y día atípicos: un inhábil judicial, y de noche: dos causas son por el “Sueño Entrerriano”, su fallido intento de llegar a convertirse en candidato a presidente; y la tercera es por la “causa Nelly-Cumbre del Mercosur”, que investiga la contratación millonaria (28 millones) de la firma Nelly Entretaiment SA para la difusión de cuatro piezas audiovisuales, en el marco de la Cumbre del Mercosur de 2014 en Paraná.

En principio había sido citado para este jueves, pero la Procuración accedió al pedido de los abogados de Urribarri, Marcos Rodríguez Allende y Raúl Barrandeguy, y lo recibieron este martes a las 20, en un día que era inhábil judicial.

Luego de la sesión de la Cámara de Diputados, el exmandatario concurrió al edificio ubicado en Santa Fe 290 y presentó sendos escritos a los fiscales Alejandro Cánepa, Santiago Brugo y Patricia Yedro. Allí, además, cumplió con el trámite de rigor de todo imputado: que se le entinten los dedos, es decir, que se le tomen las huellas dactilares.

La noticia tomó por sorpresa a los periodistas que siguen de cerca las causas judiciales que tienen como imputado a Urribarri. Para el abogado penalista, y denunciante de varias causas de corrupción, Guillermo Mulet, se trató de “un privilegio indebido e inédito en la Provincia”. Además, consideró que se pudo haber postergado la audiencia, y que el Procurador General Jorge Amilcar García debería dar explicaciones sobre lo sucedido.

Mulet, que junto al abogado Rubén Pagliotto denunció a Urribarri por enriquecimiento ilícito, dijo que la noticia del adelanto de la citación, de noche y durante un día que era inhábil judicial –por el Día del Abogado-, fue “una desagradable sorpresa, ya que fue un privilegio indebido que le han dado a una de las personas que está acusada por los delitos más graves en el marco de su paso por el Estado”.

“Creo que es un privilegio indebido y no sé por qué razón el Procurador lleva adelante esta acción: que en un inhábil judicial Urribarri presente un escrito a escondidas de todo el mundo. Esto constituye un privilegio insultante para las demás personas que son sometidas a la justicia”, remarcó el letrado en diálogo con Entre Ríos Ahora.

En esa dirección, Mulet señaló que “es una vergüenza que hayan permitido esto, ya que bastantes privilegios tiene con los fueros que le permiten la inmunidad de arresto”.

—¿El Procurador García tendría que dar explicaciones?

—Por supuesto, es el jefe de los fiscales, y esto es algo inédito: un privilegio indebido. No lo puede sustentar en razones de seguridad porque Urribarri está rodeado de custodios. No entiendo por qué se le permitió declarar a las ocho de la noche, un día inhábil judicial, en absoluta reserva. Si tenía un inconveniente se podría haber postergado la audiencia para otro día, pero no así entre gallos y medianoche permitirle que vaya y declare como si fuera un señor feudal. Es algo que no he visto en mis 20 años de ejercicio de la profesión.

Más allá de la particular situación que se dio este martes en el Ministerio Público Fiscal, el letrado destacó que en la actualidad han avanzado muchas causas en las que está involucrado Urribarri. “Puntualmente fue citado por tres causas, pero entiendo que más allá de esta cuestión es un avance y auspicioso que la justicia lo haya citado. No olvidemos que es el ex gobernador de Entre Ríos por dos periodos y a la par es una persona que decía que no había elementos para ser citado”, puntualizó Mulet, y resaltó que “se está avanzando en las causas, más allá de este privilegio indebido que le otorgaron”.

Enseguida, el abogado penalista recordó que cuando junto a Rubén Pagliotto denunciaron a Urribarri por enriquecimiento ilícito, el ex mandatario sostuvo que no había elementos para investigarlo y lanzó fuertes críticas a sus denunciantes. Sus dichos le valieron una denuncia por calumnias e injurias por parte de Mulet. El juez de Garantías de Paraná, Eduardo Ruhl, lo citó a declarar en agosto de 2016 pero Urribarri se amparó en los fueros parlamentarios para no presentarse en la audiencia.

Sobre esa situación, Mulet recordó que “cuando lo denunciamos con Pagliotto por enriquecimiento ilícito, él hizo una crítica furibunda hacia mi colega y hacia mí, tratándome de delincuente, por lo cual lo querellé y nunca se presentó. Él creía que las causas no iban a avanzar, pero con las pruebas que hay se equivocó”.

Preguntado si considera que no hubo una reacción de la oposición sobre lo ocurrido, Mulet no se mostró sorprendido, y lanzó críticas a un sector del radicalismo, la Corriente Illia.

“He sido bastante crítico con la actitud de algunos diputados, en particular con el sector que representa la Corriente Illia. La pasividad que presentan termina siendo lo general. Uno se asombra cuando un hecho no se da por lo general reiteradamente. Pero acá parece que no leen los diarios, no se informan o se hacen los pavos”, cuestionó finalmente el abogado.

Las causas de Urribarri

 

Gonzalo Núñez

Especial para Entre Ríos Ahora.