El planteo, novedoso, llegó a manos del presidente del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), Marcelo Pablo Casaretto. Y provino de la filial María Grande de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer).

El gremio pidió un “congelamiento” del valor de las cuotas de las viviendas que cada mes deben pagar los adjudicatorios. “La violenta política de ajuste nacional ha golpeado fuertemente nuestros ingresos, y necesitamos una decisión política del IAPV y del gobierno provincial para no sumar un castigo más al sueldo de los trabajadores”, dicen desde el sindicato de los maestros.

 

“Sabemos que las construcciones que hace el IAPV tienen sus costos, y somos solidarios todos con las cuotas que mes a mes aportamos a la institución estatal, pero necesitamos un gesto claro y público de racionalidad y equidad política y económica del Estado provincial hacia nosotros”, sostienen.

 

Y agregan: “Queremos debatir y acordar una recomposición salarial sin tener la amenaza del ajuste de la cuota de la vivienda detrás nuestro. Vamos a seguir pagando nuestro largo plan al IAPV, pero queremos que el IAPV congele el valor de la cuota porque queremos recuperar la dignidad de nuestros sueldos”.

Agmer está con una discusión abierta por salarios con el Gobierno. El Poder Ejecutivo entrerriano aplicó una suba del 3% en septiembre sobre la pauta ya acordada, del 19%, y por eso la suba para todo el año finalmente quedó en el 22%.

Pero el gremio consideró que ese índice de recomposición no acompañó la evolución de la inflación y piden la apertura de una nueva mesa paritaria. Esa convocatoria se dará el  martes próximo.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.