Las 3 de las 18 listas que presentaron candidatos para las elecciones del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper) y que fueron impugnadas por no lograr los avales suficientes iniciaron un proceso de apelación con vista a lograr subsanar los errores y mantenerse en competencia.

El 5 de julio próximo, los afiliados al Iosper decidirán, en elecciones, quiénes serán los próximos siete directores que conducirán a la mayor prestadora de salud de la provincia. De los actuales siete directores, seis se presentan a la reelección. El único que no va por un nuevo mandato es el docente Marcelo Pagani, que en noviembre último asumió como nuevo secretario general de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer).

Como informó Entre Ríos Ahora, resultaron impugnadas  por la Junta Electoral dos de las tres listas que compiten en el agrupamiento de los pasivos: las que llevan como candidato a director a Carmelo Ángel Rosi (N° 14) y la que postula a Juana Ávalos (N° 1).

De ese modo, queda en pie de momento sólo la lista que presenta como candidato al actual director en representación de los pasivos Ricardo José Bertonchini, un hombre surgido de la Federación de Jubilados y Pensionados de Entre Ríos.

También quedaría fuera de carrera la representante de la conducción provincial de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Marta Galante, oriunda de Gualeguaychú, que va por la Lista N° 1 Sumate.
En este caso, sólo quedarían en carrera el actual director por los activos del Poder Ejecutivo, Fabián Monzón, que va por su reelección. Y el representante de la oposición en ATE, la Lista Verde y Blanca, Pedro Pérez, actual secretario general de la seccional Concordia, que va con la Lista N° 5.

De ese modo, la lista Sumate, que responde a la conducción provincial de ATE, sufre un serio revés: dos de los tres candidatos que presentó quedarían por ahora fuera de la contienda. La Junta Electoral sólo oficializó a Alejandra Villalba, de Colón, que se presenta en el agrupamiento de los municipales.

Ángel Rossi, que ya fue director de Iosper y ahora se postula en el agrupamiento de los pasivos, fustigó duramente lo resuelto por la Junta Electoral. Djo que “el directorio de la obra social, en la persona del presidente Fernando Cañete, maneja la Junta Electoral que está viciada de nulidad”. Al respecto, sostuvo que Cañete “intenta romper el equilibrio que brinda la independencia de los sectores. Con el aval de -Ricardo- Bertonchini -director por agrupamiento Pasivos- actúan deslealmente y, a través de la Junta, perjudican a un sector que se quiere manifestar con libertad”

En su opinión, “no hay igualdad ni equilibrio. Existe, claramente, una injerencia manifiesta de estos directores que pretenden continuar en el poder y, para ello, perjudican el acto eleccionario quitándole claridad y transparencia”.  Rossi denunció complicidades para “proteger” a otros directores, y aseguró que “hay directores y candidatos que son objetos de investigaciones de la Justicia por delitos severos. Es lamentable pensar que, además de lucrar con la obra social, se valgan del directorio como un resguardo”.

Oscar Muntes, titular de ATE, espera que la Junta Electoral de Iosper pueda rever su decisión respecto de las dos listas que impulsa el sindicato y que fueron rechazadas por no lograr reunir el aval suficiente del 3% del padrón: en el agrupamiento e Activos del Poder Ejecutivo y en el agrupamiento de los pasivos.

“La decisión de la Junta Electoral fue apelada. Si no contestan, presentaremos un recurso de apelación jerárquica, y de último, iremos a la Justicia”, anticipó Muntes.

Rossi dice que también analiza la vía judicial. “Estamos en la misma línea, ya estamos preparando la presentación judicial y la nulidad de la Junta Electoral por estar viciada de mal procedimiento”, aseguró.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora