Rubén Chaia culmina, el 7 de agosto, su período al frente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial. Lo sucede una mujer, por primera vez: Gabriela López Arango. Chaia es integrante del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Concepción del Uruguay, y antes formó parte de la Cámara de Casación Penal, la única que existe de momento en Entre Ríos, con asiento en Paraná.

Es un magistrado que suele abrir su pensamiento con los periodistas y fijar una mirada sobre el funcionamiento del Poder Judicial. Dice que los procedimientos judiciales en la provincia necesitan una cuota de “transparencia”, y que eso se podría lograr con la existencia de un canal de comunicación de los jueces con la comunidad. “Es sencillo adoptar un procedimiento de mayor transparencia y nosotros con el sistema acusatorio lo estamos intentando y en cierta forma se ha logrado mayor seriedad y optimización de recursos. Pero también sabemos que falta por hacer seguramente”, asegura.

También entiende necesaria una reforma al Código Procesal, que establezca plazos precisos en los cuales los jueces deben resolver las causas, y no demorarlas en el tiempo. “Eso es muy sencillo, con una reforma al Código Procesal se puede adoptar y evitaríamos que la gente se queje y entienda por qué no se mueven algunas causas. Muchas veces se trabaja pero no se publica, no se informa”, asegura.

Chaia admite que la sociedad no está al corriente de lo que ocurre puertas adentro del Poder Judicial. “Por ahí, habría que reformular la legislación, pero es cierto que hay un déficit de comunicación. Tal vez se cree que teniendo un vocero que replique o que mande un mail de la sentencia es suficiente y no lo es. Deberíamos encontrar la forma de comunicarnos distinto y eso nos interesa porque todos los días se resuelven situaciones conflictivas. Nos interesa explicar lo que hacemos y la única manera que hemos encontrado”, asegura.

Acá, la entrevista completa de Radio Franca, de Concepción del Uruguay, con el juez Chaia.

 

-Hay un reclamo muy fuerte frente al Poder Judicial, sobre todo en la persecución de aquellos delitos vinculados con la corrupción ¿Cómo evalúa la Asociación de Magistrados el accionar de la justicia entrerriana.

-Para serle totalmente honesto, este año fui convocado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el marco de las jornadas para diagramar el abordaje del trabajo judicial y presenté una propuesta para mejorar lo que sería el servicio de justicia en la persecución en los delitos llamados de corrupción. Es cierto que hay un reclamo y cierta percepción de impunidad contra los delitos de la administración pública pero también es cierto que día a día se procesan causas. Es decir, se tramitan causas en donde están involucrados intereses de la administración pública y se llevan a juicio también. No tenemos el termómetro que tiene por ahi la Justicia Federal o los medios nacionales con ese tipo de causas. Acá el impacto de las causas que se tramitan es menor y las que llegan a juicio, se juzgan y tratamos de hacerlo oportunamente.

-Eso no es lo que se percibe al analizar el rol de la Justicia…

-Es cierto que se podrían agregar dosis de transparencia. Y eso es muy sencillo. Se podría hacer un seguimiento de las causas y darle a la opinión pública toda la información para que vea que nosotros resolvemos las causas de manera por lo menos acorde a la ley. Dirán si les parece bien o mal pero por lo menos darle la información que necesitan. Es sencillo adoptar un procedimiento de mayor transparencia y nosotros con el sistema acusatorio lo estamos intentando y en cierta forma se ha logrado mayor seriedad y optimización de recursos. Pero también sabemos que falta por hacer seguramente.

Decía que ha presentado una serie de propuestas de mejora, lo que claramente habla de algún déficit ¿Cuáles son las cuestiones centrales que hay que cambiar?

Por ejemplo, lo que hay que cambiar desde la percepción que tenemos nosotros, es establecer plazos concretos. Hay algunas provincias que lo llaman “pérdida de acción” y eso implica sanciones para los funcionarios judiciales (por la demora de las causas judiciales); es decir que haya por ejemplo un plazo mucho más corto para la tramitación de las causas. También se podría adoptar que cada 3 o 5 meses, se deba brindar un informe donde consten los detalles de las causas donde se han involucrado funcionarios públicos, sin que se entorpezca la investigación. Eso es muy sencillo, con una reforma al Código Procesal se puede adoptar y evitaríamos que la gente se queje y entienda por qué no se mueven algunas causas. Muchas veces se trabaja pero no se publica, no se informa.

-¿Cómo imagina ese procedimiento para informar sobre las causas de corrupción?

-Bueno, se podría adoptar una planilla estándar de información pública del estado de esas causas y el seguimiento. Pero le repito que alejados de Paraná y de la Justicia Federal, en el resto de las provincia no hay una gran cantidad de causas que tramiten contra la administración pública.

-También es cierto que los jueces no rinden cuentas públicas como lo hacen otros poderes del Estado, ¿qué piensa del hecho que los Jueces no expliquen el fundamento de sus fallos, que no den entrevistas a la prensa, que no le expliquen a la gente sus decisiones?

-Sería cuestión de charlarlo largamente pero en el año 2009 en la provincia de Entre Ríos todos las resoluciones judiciales de causas penales se hacen por audiencias y son públicas. Lo que pasa es que la gente tampoco viene a las audiencias.

-Eso es otra cosa, el Presidente también emite decretos y sin embargo da conferencias de prensa.

-Nosotros tenemos cierta cultura judicial en la que el juez habla a través de su sentencia y tenemos también ciertos códigos de regulaciones que nos impiden hablar de las causas penales. Por ejemplo, todo lo que es relativo a tratados internacionales y demás, impide hablar de ciertas causas penales. Por ahí habría que reformular la legislación pero es cierto que hay un déficit de comunicación. Tal vez se cree que teniendo un vocero que replique o que mande un mail de la sentencia es suficiente y no lo es. Deberíamos encontrar la forma de comunicarnos distinto y eso nos interesa porque todos los días se resuelven situaciones conflictivas. Nos interesa explicar lo que hacemos y la única manera que hemos encontrado por ahí es emitiendo un comunicado, un mail de la sentencia que por ahí no se entiende o no se lee y las audiencias públicas. Eso hace que haya mayor difusión si los medios de comunicación vinieran a las audiencias. Si no vienen, es cierto que la comunidad en general le parece que no se trabaja o no se trabaja bien. Tenemos cierta cultura que deberíamos cambiar, como decimos en la calle, debemos explicar la sentencia.

-También usted sabe que la mitad de las cosas que explican en la sentencia, no se entiende.

-Hemos empezado a hablar de otra manera, no digo que seamos ya los jueces norteamericanos que explican desde el sentido común pero tratamos de hacerlo y de hecho estamos haciendo bastantes capacitaciones para eso. Aunque de verdad en un proceso lento porque Argentina tiene un proceso escrito que empezó en la colonia española, y que se mantiene porque es la forma de conservar cierto poder y cierta falta de transparencia a la hora de resolver.

Combatir la corrupción y recuperar el dinero


Entre los temas asociados a las causas de corrupción, por estas horas el Congreso debate la denominada Ley de Extinción de Dominio que pretende recuperar los bienes y el dinero involucrado en casos de corrupción. En la charla con el Presidente de los Jueces de Entre Ríos, Rubén Chaia, en Radio Franca le consultaron sobre el tema: Se está discutiendo en estas horas la extinción de dominio, esta idea de que no solo condenen a los responsables sino que recuperen el dinero mal habido.

-Esa discusión se vio en la jornada que participé en la Corte Suprema el 7 de marzo de este año. Hoy existe esa posibilidad de disponer de los bienes producto de un ilícito y de hecho hay sentencias en nuestra provincia; por ejemplo el caso del exsenador (Mario) Yedro, con bienes que se recuperaron a partir de una condena. Es decir, hoy existe esa posibilidad de que con el decomiso en la sentencia se disponga el recupero o el reintegro o se impongan sanciones. Lo que se pretende con el proyecto de Extinción de dominio es que ese procedimiento se pueda hacer aún antes de dictar la sentencia y esa es la discusión a nivel nacional. A nosotros en términos generales nos parece bien, en Italia se hace, nosotros trabajamos con bastantes jueces italianos, de España, sobre todo lo que es delitos de tráfico de armas, drogas y demás, no solamente en delitos de corrupción. Se hace y se aplica. El único problema que todavía es insalvable para la discusión es qué pasa si la persona sale absuelta y vos ya vendiste los bienes.

-Pero esas cosas ocurren, en parte, porque las condenas llegan tardísimo

-Sí, no es el caso nuestro de la justicia entrerriana aunque sí tenemos casos muy lentos pero no es el promedio nuestro. A mi me tocó intervenir en la causa de la Municipalidad de Gualeguaychú y en 8 meses elevamos a juicio 198 hechos de corrupción. No es un promedio. Lo que sí ocurre a veces con temas contables, sobre todo porque no hay tantos profesionales que se dediquen a la parte de números en la administración pública y cuando se quiere nombrar a un perito o contador hay que recurrir al único que está en Paraná y también eso lleva cierta demora.

 

 

 

 

Fuente: Radio Franca, de Concepción del Uruguay.