“Llegó el día. Turno nocturno del viernes 2 de marzo de 2018. LT11 está transmitiendo sin locutor. Están destrozando la Radio Pública”.

El posteo fue publicado por el periodista Juan Manuel Pralong, del staff de LT11, la radio pública de Concepción del Uruguay, que ahora soporta un severo plan de recortes dispuesto por Radio Nacional que la deja en una situación insólita: transmitiendo pero sin locutores al aire.

El vaciamiento de trabajadores había derivado en que, desde 2011, los mismo trabajadores de planta “alargaran” su horario para cubrir lo que ya se había instaurado desde ese año: la falta de locutores suplentes que cubrieran los huecos que iban dejando los que se iban, por renuncia o jubilación.

El sistema funcionó así más o menos de forma precaria, hasta que Radio Nacional dispuso que no pagaría más horas extra para cubrir esos horarios. En este texto, Pralong cuenta por qué no se trata sólo de un reclamo por “horas extra” la pelea que dan los empleados de LT11.

 

Las 10 claves de la lucha en LT11

1- El conflicto no es por horas extra que dejamos de cobrar.

2- No hay registro en las últimas dos décadas de que un trabajador en LT11 se haya quedado más horas para mejorar la producción del aire o reforzar un turno.

3- Lo que hacíamos es realizar jornadas laborales por fuera de nuestros turnos para cubrir la faltante de personal. Porque el convenio obliga a la patronal a tener, al menos, un locutor estable en todos los horarios de transmisión.

4- Esta práctica (de locutores estables realizando jornadas laborales además del de su propio turno) comenzó en 2011 cuando LT11 se quedó sin locutores suplentes. Nunca se cubrieron esas vacantes.

5- Es decir: además de nuestro turno habitual (que es fijo e inamovible por ley) nos veníamos desempeñando como “locutores suplentes”.


6- La situación comenzó a agravarse luego de una seguidilla de jubilaciones. Comenzaron a quedar turnos vacíos debido a que esas vacantes tampoco se cubrieron.

7- Paralelamente hace cinco años que se precariza a compañeros contratados. No se los pasa a planta. Si se los nombrara como locutores suplentes, estos cubrirían esos espacios (esto derrumba el verso de que nuestra pelea es “solo por horas extra” como mienten desde sectores opositores a la lucha. Porque si venimos exigiendo nombramiento de suplentes desde hace años y con ese logro dejaríamos automáticamente de hacer jornadas extra… ¿dónde entraría en sus mentiras eso de pelear por ganar extras?

8- Ahora, con la reciente orden de Radio Nacional de no pagar más ninguna labor extra al salario, esta grave situación previa terminó de explotar. Porque las autoridades de la radio violan el convenio colectivo por la razón expuesta en el punto #3.

9- La infracción al convenio de no poner locutores en los turnos que están vacíos tiene como objetivo no solo el remanido discurso del “achique del gasto público” sino que están aplicando de hecho la reforma laboral y van por una radio que emita sin trabajadores, sin personas; en fin, van por una simple repetidora, sacarse el lastre o quizás vendérselas en un futuro a algún empresario amigo como casi sucedió en los ’80 y los ’90.

10- Paralelamente hemos ido perdiendo: FM Arenas (transmite las 24 horas Radio Nacional de Buenos Aires), la página web propia, turnos de página web que no se cubren, programación local, voces nuestras, transmisiones deportivas, es más: este fin de semana no se transmite ni Gimnasia ni Rocamora ni Parque Sur por primera vez en la historia.

No al vaciamiento de los medios públicos
No a la violación de los convenios colectivos

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.