Desde uno de los teléfonos de la flota de móviles oficiales asignados al funcionariado de la Municipalidad de Paraná se enviaron sendas amenazas el 16 de agosto al juez federal Leandro Ríos y al periodista Daniel Enz.

Ríos es el juez que lleva adelante la investigación sobre la banda del narco Daniel “Tavi” Celis, que salpica al gobierno municipal de Sergio Varisco, y que tiene tras las rejas al concejal Pablo Hernández y a la funcionaria Griselda Bordeira.

Ríos y Enz denunciaron las amenazas en la Justicia Federal, y el caso quedó en manos del juez  Daniel Alonso, que el viernes ordenó el secuestro de los teléfonos celulares del intendente Varisco y de su hija, Lucía Varisco, que cumple funciones de secretaria privada del jefe comunal.

El abogado Rubén Pagliotto, que defiende a Varisco en la causa Celis, explicó por qué se cumplió el procedimiento policial-judicial el viernes en el Palacio Municipal.

Señaló que desde un celular de la flota municipal habrían amenazado con colocarle una bomba al juez Ríos si continuaba investigando a Celis y, cinco minutos antes, lo hicieron con Daniel Enz.

Al juez lo llamaron a su celular particular y a Daniel Enz también. Entre una amenaza y otra, se produjeron dos llamados a los celuulares de Lucía y de Sergio Varisco, desde el mismo abonado o número desde el que se habrían proferido sendas amenazas.

Entonces, el juez Ríos denunció y Daniel Enz también hizo lo mismo respecto a un hecho que cabría catalogarse como delito de coacciones agravadas.

“Pero no denunciaron a Lucía ni a Sergio Varisco, sino solamente las amenazas recibidas y en ese marco fue que se les secuestró a ambos los celulares. Buscaban también el teléfono de la flota desde el cual se efectuaron las amenazas, pero no se encontró. Calculo que se podrá identificar fácilmente ese celular. Insisto, para que quede claro todo: se denunció el hecho que constituiría el delito de coacciones agravadas, pero en modo alguno los denunciantes atribuyen este repudiable hecho ni a Sergio Varisco ni a su hija Lucía. Es muy burda la opereta”, apuntó.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.