“Y bueno, hoy nos tocó a nosotros otra vez…”

De ese modo, la comunidad de la Parroquia San Benito Abad, de San Benito, comunicó la mala nueva: por segunda ocasión desconocidos ingresaron a las dependencias del templo parroquial y cargaron con bienes que son de uso corriente en el culto y en las actividades pastorales.

“Suponemos que fue en la madrugada del viernes”, aventuró el párroco José María Zanuttini.

Aunque hubo daños materiales, las pérdidas no fueron cuantiosas: sólo se llevaron un reproductor de CD.

“Fue solamente un reproductor de CD. Menos mal que no se llevaron nada más. Estaban los vasos sagrados y otras cosas. Pero en estos últimos días han robado por todos lados”, contó el sacerdote.

En la comunidad de San Benito Abad ya habían soportado pérdidas de ese tipo: anteriormente ingresaron a Cáritas y se llevaron comestibles.