La ciudad capital a veces muestra su cara más arisca al visitante. No siempre la ciudad atrapa, acoge, da un buen recibimiento. Las plazas estropeadas, la Peatonal que reclama mejoras, las calles poceadas, los negocios que espantan. Como esa heladería ubicada en una esquina clave, al borde de la Peatonal San Martín, que desde hace días luce en su frente una “puerta provisoria”, como de obrador. En temporada alta, en verano, la heladería está como en obras.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.