La Fiesta de Disfraces es un boom. Y es un fenómeno peculiar de esta ciudad, Paraná, y es un espectáculo grandilocuente, y es también, cómo no, un negocio gigante que deja un altísimo movimiento económico.

En una noche pueden reunir tanta gente como el fanatismo del Turismo Carretera en todo un fin de semana. Cómo creció y se hizo el fenómeno a raíz de una fiesta que alguna vez cobró su entrada al público dos federales y con una consumisión incluida.

Este 2017 la noche será la noche del 15 de octubre. La edición 2017 de la Fiesta de Disfraces.
El principio es conocido: seis cumpleaños en uno. Ioy, Jota, Nacho, Julián, Rulo y Marote decidieron poner 50 pesos cada uno, comprar algunos cajones de cerveza y hacer una fiesta en el Club Ciclista. Fue en agosto de 1999.
De movida la convocatoria resultó un éxito y ya quedó establecido que se repetiría al año siguiente y todos los años que fuera posible.

En su segunda edición, la fiesta estuvo al borde del naufragio: el lugar que se había conseguido, a través del padre de uno de los interesados, era el Círculo Católico Obrero, pero una vez que el comedido supo que no se trataba de una fiestita de 30, sino de un baile de disfraces para más de 100, rápidamente quitó la reserva y la fiesta quedó en ascuas. A último momento se consiguió un salón en calle Santa Fe, donde fueron más de un centenar de invitados y hasta un gaucho que entró pisando fuerte con su caballo.

La tercera edición ya tuvo algo más de producción y la sede fue el salón de Fatsa, atrás del Seminario, cerca del predio que ocuparon más adelante en Don Bosco y Circunvalación. La entidad, el gremio que agrupa a los empleados de la sanidad, facilitó el lugar sin conocer muy bien de qué se trataba el asunto. Por eso la sorpresa del cuidador, cuando uno de los organizadores llegó vestido de Boluda Total –el personaje de Fabio Alberti- a pedirle que por favor enchufara los feezers.

Cuando resolvieron alquilar un salón del Puerto Nuevo, en 2002, la cosa ya trascendía la celebración de los seis cumpleaños y fue la primera vez que se cobró entradas: dos Federales con una consumición. A partir de entonces no paró de crecer: llenaron Excándalo, al año siguiente y tras algunas dudas avanzaron hacia La Rural donde definitivamente terminó por resultar un buen negocio para los 22 integrantes de La Banda del Palo.

En la Rural la fiesta ya cobró dimensiones extraordinarias y se convirtió en suceso.

Las estadísticas anuales de la Secretaría de Turismo de Paraná indican que el fin de semana en el que se realiza la Fiesta de Disfraces es el más convocante del año. Además de que en cada edición se colman todas las plazas hoteleras de Paraná y localidades aledañas, la entrada económica a la ciudad exhibe importantes números. Sólo el año pasado, los turistas dejaron $ 41.425.690 en gastos de hotelería, gastronomía, entretenimientos y compras de diversos rubros.

Los datos del Túnel Subfluvial también son gráficos. Durante el fin de semana largo de octubre de 2016, cuando se realizó la última FDD, circularon por el viaducto más de 63 mil vehículos.
Es por estos datos que, desde hace cinco años, el Municipio organiza un fin de semana temático en la ciudad, denominado “Paraná se Disfraza”, con el cual se incentiva a que la comunidad acompañe el gran despliegue que se genera en torno a la FDD; propagando el buen humor que ese evento enciende.

Así, a través de actividades de promoción y concientización, las autoridades municipales invitan a la comunidad, especialmente a aquellas personas que trabajan en áreas de servicios –como mozos, conserjes de hotel, comerciantes, despachantes de combustible, taxistas, entre otros- a disfrazarse y disfrazar los comercios o, simplemente, usar un accesorio divertido que haga alusión a la Fiesta de Disfraces.

“La idea de la Secretaría de Turismo es poner el tema en escena, a través de concursos por las redes sociales, buscando que los paranaenses se disfracen también por fuera de la fiesta, dando a entender que la ciudad está de engalanada durante todo el fin de semana”, explicó el secretario de Turismo, Marcelo Quiroga. Y adelantó que en los próximos días se entregarán los premios a los comerciantes que ganaron, con sus disfraces, los concursos del año pasado.

Cabe destacar que la FDD fue recientemente declarada “fiesta provincial” por la Legislatura entrerriana, por ser “el evento de mayor convocatoria de la región”; y, por esto, pasará a integrar el calendario oficial de festividades turísticas de Entre Ríos.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.