Hugo Héctor Righelato, exDirector de Obras Sanitarias de Entre Ríos (OSER), firmó un acuerdo de juicio abreviado con el Ministerio Público Fiscal que consiste en cumplir 3 años de prisión efectiva, el pago de 10 mil dólares, la inhabilitación absoluta perpetua para ejercer cargos públicos y el decomiso de dos propiedades, al admitir haber cometido los delitos de peculado, negociaciones incompatibles con la función pública y fraude en perjuicio de la Administración Pública.

El fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull fue quien dio lectura al acuerdo en la audiencia celebrada este viernes ante el juez de Garantías Nº5 Elvio Garzón. El acusador público informó que había una afectación de bienes públicos a la actividad privada mediante una maniobra en la que participaban tres empresas vinculadas a Righelato, a saber: Azul SRL, Tecnogeo SA y Ecocien SA, todas contratistas, a su vez, de Obras Sanitarias, organismo que dirigió durante trece años.

Righelato, así, terminará en prisión, aunque ese paso recién se dará después de la audiencia del próximo viernes 20, a las 12,30, para cuando se espera que el juez Garzón ratifique el acuerdo al que llegaron la Fiscalía y la defensa.

Tras dar detalles de la acusación, el fiscal informó la pena acordada, el pago de dinero en moneda extranjera y el decomiso de dos propiedades que posee en Paraná.

Una de las propiedades que pasará al Estado provincial está ubicada en calle Laprida Nº 1101. La misma fue comprada a nombre de la firma Azul SRL, perteneciente a Righelato y su excónguye Haydee Analía Varela, según surge del escrito del acuerdo.

La segunda propiedad que será decomisada está ubicada en calle Bravard Nº 266, y fue construida con los recursos producidos por la empresa a costa del Estado Provincial. Esta última es donde actualmente vive el exfuncionario de 61 años.

Al final de la audiencia, el exfuncionario –que estuvo acompañado por su abogado Matías Argüello de la Vega- dijo al juez estar conforme con el acuerdo alcanzado con la Fiscalía: “Soy totalmente consciente de los hechos que se me imputan y de la pena acordada. Reconozco los hechos y mi autoría sobre los mismos”.

El juez Garzón será quien tenga la última palabra, ya que debe homologar o no el acuerdo. Su resolución se conocerá el próximo 20 de abril.

Los delitos que admitió Righelato


En el acuerdo firmado con la Fiscalía, se deja en claro que los delitos de Righelato aparecen, en primer término, con la información presentada por la Fundación M´Biguá. Dicha denuncia reveló la afectación de recursos públicos a la actividad privada, y que en esa maniobra las empresas Tecnogeo S.A y Ecocien S.A, utilizaban personal y maquinaria perteneciente a Obras Sanitarias de la Provincia.

También se informa que tras aquella denuncia de la ONG ambientalista, se profundizó la pesquisa mediante tareas de inteligencia realizadas por la División Robos y Hurtos, que encontraron un galpón en calle Los Jacarandaes, en la localidad de Oro Verde, que pertenecía a la firma Azul SA, que luego se sabría que pertenecía a Righelato, y en el que se guardaban elementos pertenecientes a Obras Sanitarias.

En el escrito se menciona que el 11 y 12 de octubre de 2016 el galpón de Azul SRL fue allanado y en su interior se hallaron bienes propiedad del Estado provincial.

El informe de inteligencia señala que en una oportunidad sorprendieron a José Luis Sosa conduciendo un camión propiedad de Obras Sanitarias. Más tarde, mediante información remitida por AFIP, se supo que Sosa era empleado de las firmas Ecocien SA, Azul SRL, y Tecnogeo SA, todas las empresas vinculadas a Righelato.

Luego, se deja constancia que un informe de la Dirección de Inspección de Persona Jurídica de la Provincia (DIPJ) confirmó la participación de Righelato en la empresa Azul SRL. La firma fue inscripta en la DIIPJ el 27 de julio de 2011, y fue creada el 5 de febrero de ese año por el acusado y su excónyuge Haydee Analía Varela.

En el acuerdo se menciona también que en oportunidad del allanamiento al domicilio de Righelato, en calle Fraternidad Nº 133 de Paraná, fue incautada documentación de la firma Azul SRL.

Los bienes de OSER en manos de Righelato


El acuerdo enumera que Righelato se apropió de un utilitario tipo camioneta, marca Fiat, modelo Strada, color blanco; un camión marca Mercedes Benz, color blanco, los cuales afectó a su empresa Azul SRL y Ecocien, cuyo titular era su amigo personal, Roberto Marcelo Diderle, y su socia era Marilyn Romina Trejo, también empleada de OSER.

También que sustrajo el automóvil marca Toyota, modelo Corola, color gris oscuro, perteneciente a OSER; cubiertas usadas, caños de diferentes dimensiones, bidones, un generador, barras de perforación, una cisterna para agua, tres soldadoras, una hoyadora y hasta vales de combustible de estación de servicio Shell, perteneciente al organismo estatal.

El segundo hecho que Righelato admitió haber cometido es que en carácter de director de OSER “valiéndose normativamente del Decreto de emergencia 4521/12, benefició a la empresa Ecocien S.A”, integrada por su amigo Diderle y Trejo, que fue interpuesta por Righelato.

“Para esto, en algunos casos hizo cotizar las propuestas de la citada empresa como la menos onerosa de todas frente a las demás presentadas en las diversas contrataciones, y en otros las modificó ‘de oficio’ para que luzcan inferiores al resto. De tal modo y además enmascarando con la intervención de los antes nombrados su directo interés en las mismas frente a los demás funcionarios intervinientes del Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios Públicos, logró que le sean adjudicadas a Ecocien S.A. las obras”, dice el escrito que firmó Righelato.

Además, el exfuncionario admitió haber producido un perjuicios al patrimonio del Estado Provincial al haber contratado a las empresas que realizaron las propuestas más costosas y de “haber logrado concretar los pagos en favor de las firmas seleccionadas pese a que los trabajos contratados no fueron concluidos; y haber utilizado personal y materiales de OSER para que desarrollaran las obras no obstante que ello debía ser cumplido por las empresas contratadas”.

En el escrito que está en manos el juez Garzón, se menciona que la firma Ecocien SA fue beneficiada con contratos por diferentes sumas de dinero para ejecutar obras en barrio Strobel de Diamante, en las localidades de Alcaraz y Ombú, en el departamento La Paz; en la Junta de Gobierno de Las Cuevas, y en la localidad de Gobernador Etchevehere. Los trabajos se hacían con personal, maquinaria y material de OSER.

 

 

 

Gonzalo Núñez

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.