La Cámara de Senadores resolvió aplazar por 30 días una definición en torno a tres pliegos de candidatos a ocupar distintas funciones en el Poder Judicial.

La decisión se tomó el na sesión del 6 de septiembre, y dispone prorrogar por 30 días “el procedimientos legislativo” de acuerdo constitucional respecto de tres expedientes remitidos por el Poder Ejecutivo.

La resolución, de apenas tres artículos, fue impulsada por los senadores Ángel Giano y Lucas Larrarte, ambos integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos de la Cámara de Senadores.

Uno de los pliegos, el más mediático, es el que corresponde a Ignacio Boris Nicolás Telenta, que aspira a convertirse en juez de Garantías de Gualeguaychú, ingresó el 5 de marzo, todavía aguarda definición.

“Si no existiere acuerdo dentro de los seis meses de presentado el pedido, las actuaciones se archivarán”, dice el reglamento de la Cámara de Senadores, en su artículo 19°. En vez de mandar al archivo los pliegos, el Senado decidió postergar ese plazo por un mes más, y en el ínterin, alcanzar un acuerdo respecto de la aprobación o el rechazo de esos tres pliegos.

En esa situación de falta de definición quedaron los pliegos de Ignacio Boris Nicolás Telenta, que aspira a convertirse en juez de Garantías de Gualeguaychú;  Leonardo Portela, para juez Civil y Comercial de Gualeguaychú; y Gustavo Piquet, como defensor de Federación. La definición fue aplazar el trámite un mes más para los tres, aún cuando había decisión de aprobar los pliegos de Portela y Piquet.

De los tres, el de Telenta quedó rodeado de polémica.

Telenta actualmente cumple funciones de fiscal en Victoria, luego de haber sido removido de la función de juez de Garantías de Gualeguay, puesto al que había accedido en forma interina. Antes, había formado parte de la Unidad Fiscal de Gualeguay, lugar desde el que adoptó una decisión que le valió una serie de reproches y una denuncia en su contra.

Telenta, a cargo de la investigación penal por la desaparición del empresario Omar Benvenuto, mandó a allanar propiedades del exintendente de Gualeguay Luis Erro (PJ) y del exsenador provincial Hugo Lesca (UCR). La medida judicial se adoptó en base a un cruce de llamados de la Policía que, luego, se descubrió que había partido de un dato falso. Aunque la denuncia en la Justicia contra Telenta fue archivada, Erro y Lesca vienen batallando para que el pliego no consiga aprobación del Senado.

 

La investigación en torno a determinar el paradero del empresario  Omar Benvenuto, de quien no se tienen noticias desde el viernes 27 de octubre de 2017, incluyó el allanamiento a propiedades de Erro y Lesca, que firmó Telenta siendo fiscal de Gualeguay. Esas diligencias judiciales fueron observadas por cuanto se basaron, en parte, en cruces de llamadas efectuadas por la Policía que, después se concluyó, habían partido de un dato errado.

Desde que la investigación se abrió, el domingo 29 de octubre, hasta aquí, han sucedido una serie de hechos que han puesto la investigación judicial en otro rumbo. El fiscal Gianini renunció a su cargo, presionado por los cuestionamientos a su accionar -es sobrino de Luis Erro-; el fiscal Telenta fue promovido a juez de Garantías, en reemplazo de Sebastián Elal, que ahora es fiscal coordinador de la Unidad Fiscal Gualeguay; y la averiguación de paradero del empresario Benvenuto salió de la órbita de la Justicia entrerriana y recaló en el fuero federal, con otra hipótesis: la del secuestro extorsivo.

 

 
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.