El abogado Juan Orlandi reveló este jueves que el changarín famoso de Nogoyá por haber inventado la fábula del maletín con los 500 mil dólares, le pidió un préstamo de $50 mil, pero que él accedió a entregarle $30 mil, con la promesa de devolución no bien cobrase una indemnización por un acuerdo laboral al que alcanzó en la delegación de Trabajo con su expatrón, el dueño de una panadería de su ciudad que lo despidió después del affaire mediático de José Sánchez.

Sánchez, el changarín que dijo haber hallado un maletín con 500 mil dólares, monto que había restituido a su dueño sin haber pedido nada a cambio, fue noticia en marzo último en todos los canales nacionales de noticias. El relato lo sostuvo cuanto pudo en las varias entrevistas que concedió a distintos medios. Pero todo el castillo de naipes que había construido se derrumbó cuando la Justicia empezó a averiguar qué había ocurrido con el arma de fuego que Sánchez dijo haber hallado junto al maletín. Entonces se vio en aprietos y se desdijo de todo lo que había contado.

Admitió, otra vez ante los medios, que había inventado el cuento del maletín con el solo afán de llamar la atención: conseguir un trabajo y así poder mantener a su familia. Enterado del raíd mediático y del contenido de su lamentación, su empleador decidió despedirlo. Sánchez no se adocenó y contrató los servicios del abogado Juan Orlandi para que lo represente. Llegó a un acuerdo con su exempleador, y ese acuerdo fue homologado en el Juzgado Civil y Comercial de Nogoyá. Su expatrón aceptó pagarle $135 mil en concepto de indemnización.

Pero como ese monto tardó en acreditarse, Sánchez acudió, desesperado, ante el abogado Orlandi. Le pidió $50 mil, aunque el letrado sólo aceptó entregarle $30 mil. El viernes 10, a las 10 de la mañana, pactaron encontrarse en los Tribunales de Nogoyá. Ese día el changarían cobraría los $135 mil, en ese momento devolvería el préstamo. Orlandi llegó, puntual, a las 10, pero Sánchez se había adelantado. A las 8 pasó por el edificio del Poder Judicial, cobró sus $135 mil y no volvió a atenderle el teléfono a su abogado. Tampoco le devolvió los $30 mil.

“Él viene a mi estudio para que le dé una mano luego del hecho de los 500 mil dólares. Lo habían despedido de su trabajo y me pidió que lo asesore. Hacemos el reclamo en Trabajo. Y se llegó a un acuerdo, que fue homologado en la Justicia”, relató el letrado. “Se había pactado el pago para un día, y no pudo darse. Empezaron a pasar los días y no había novedades. Sánchez iba seguido a mi estudio. Me planteó cuestiones que hoy no sé si es verdad o mentira. Podrán decir: ´Qué tonto. Qué boludo´. Pero lo creí. Me habló de su hija, que tiene la edad similar a la mía. Uno anda en política y no es la primera vez que doy una mano. Aunque generalmente por cifras menores. No me molestó tanto lo económico, sino el hecho de que se haya burlado de mi confianza, de la buena fe”, añadió.
Orlandi, secretario técnico del Hospital San Blas, de Nogoyá, fue entrevistado este jueves por Maximiliano Medrano, en el programa “Sin interferencias”, de FM Libertad, reveló que el changarín le pidió “una cifra mayor a la que le di. Dijo que tenía un problema con las hijas. Me pidió 50 mil. Le dije que no tenía esa cifra, que tenía 30 mil”.

Le entregó los $30 mil, y acordaron que el viernes 10, a las 10 de la mañana, se encontrarían ne Tribunales: ese día el changarían cobraba la indemnización y devolvía el préstamo al abogado. Pero Sánchez cobró y no volvió a contactarse con su abogado. “Eso fue, básicamente, lo que pasó. Esperé unos días. La llamé a la mujer. Me dijo que no tenía nada que ver, que estaba separada. Espere unos días más. No apareció más. Incluso, me había dicho que como estaba separado, estaba viviendo en un lugar abandonado. Qué boludo, cómo le críe”, dijo Orlandi.

Luego, aseguró que a pesar de que buena parte de la comunidad de Nogoyá empezó a desconfiar del changarín luego del escándalo del cuento del maletín, lo defendió cuanto pudo. “Cuando nadie confiaba en Nogoyá, confié en él, lo defendí siempre. Lo veía como a una persona deseperada, que tiene que mentir. Siempre lo defendí. Con el tiempo me di cuenta que estaba equivocado y que fui engañado”, aseveró.

Cuando cayó en la cuenta del engaño, Orlandi fue a la Justicia. Este martes 14 presentó una denuncia por estafa contra el changarín en los Tribunales de Nogoyá.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.