En un año en el que la Iglesia de Entre Ríos soportó un duro golpe -la Justicia condenó a uno de los suyos a 25 años de cárcel, al hallarlo responsable de los delitos de abuso y  corrupción de menores al cura Juan Diego Escobar Gaviria-, el jefe de la curia de Paraná, Juan Alberto Puiggari, obvió toda referencia a ese  tema sensible en su discurso para Navidad y Año Nuevo.

No habló de los abusos, de los curas abusadores ni mucho menos de las víctimas Puiggari.

Decidió echar un manto de olvido sobre los delitos que llevaron a prisión a uno de los suyos, Escobar Gaviria, y que tiene con causas penales a otros dos, Marcelino Moya y Justo José Ilarraz, este último que ira a juicio en abril de 2018.

“Que el Niño de Belén sea, en nuestros días tan agitados, una luz de esperanza y amor”, dijo Puiggari en su mensaje. La única referencia a los días actuales.

Nada más.

 

Acá, el mensaje completo del arzobispo:

 

“Haciendo mías las palabras del evangelista San Lucas, quiero desear a todos los fieles de la Arquidiócesis de Paraná una santa y feliz Navidad.

 

En la simpleza de un niño envuelto en pañales, Dios recuerda a los hombres de todo tiempo y nación, que su amor por cada uno no tiene fin; que en cada persona Él renueva la esperanza del mundo.

Que Dios haya querido nacer en el seno de una familia nos muestra el valor insustituible de la misma, verdadero santuario de la vida. Así nos enseña a querer a nuestra familia, a querernos en familia y a construir juntos una patria, que sea un lugar de armonía, amor y paz.

Que el Niño de Belén sea, en nuestros días tan agitados, una luz de esperanza y amor. Que Jesús nazca en cada corazón, en cada familia y renueve nuestro compromiso para hacer de nuestra Argentina y de nuestro mundo un lugar de paz, más cálido, lleno del amor de Dios quien no dudó en darnos a su Hijo y que nos invita, con su Gracia, a transformar este mundo en una casa más digna y justa para todos los hombres.

Que la Virgen María y San José, contemplando al Niño Dios, los bendigan.

Reciban mi saludo y paternal afecto: ¡feliz Navidad y bendecido Año Nuevo!

Mons. Juan Alberto Puiggari, arzobispo de Paraná”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.