Frente al proceso electoral que se avecina en la provincia, un sector de la docencia ha puesto las barbas en remojo y ha lanzado demandas a los dirigentes de las distintas fuerzas políticas para que “expliquen su posición sobre dos cuestiones que son centrales y estratégicas para los trabajadores de la educación y para el pueblo entrerriano: primero, cuáles serán sus posicionamientos y sus proyectos concretos para discutir la devolución federal de fondos y recursos a nuestra provincia, y segundo, cuáles serán sus posicionamientos sobre las políticas educativas actuales y sobre la situación educativa en general”.

La conducción de la filial María Grande de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), que hegemoniza la agrupación Tizas Obreras Panzas Verdes, lanzó un pronunciamiento con un título feroz: “¿Votamos para dar pasajes a Buenos Aires y más privilegios para algunos y así defendemos nuestros derechos?”

El texto plantea que frente al proceso electoral que se viene, “hace tiempo hemos llegado al límite con el ajuste económico y educativo estructural iniciado por la última dictadura militar y profundizado lamentablemente por la democracia electoral en todas sus formas: se provincializaron las escuelas y otras responsabilidades políticas pero no se devolvieron ni se provincializaron los recursos económicos, sino todo lo contrario. Hoy la Provincia entrega a la Nación más del 75% de sus recursos y tiene que mendigar dinero y obras después. Lejos estamos del ideal federalista que simboliza y exige la diagonal roja de nuestra bandera, y lejos estamos de la Entre Ríos que Urquiza soñó”.

“El empobrecimiento del presupuesto para la educación pública en todos sus órdenes se ha visto acompañado por una política directa e indirecta de privatización y desigualdad educativa. El neoliberalismo se ha desarrollado de diversas maneras. De la precariedad salarial y laboral ya no es necesario agregar mucho más a lo que los docentes venimos diciendo todos estos años: sólo la resistencia pedagógica y la solidaridad social han sostenido a la escuela pública”, subraya el documento.

Y agrega: “Los Panzas Verdes no bajamos la bandera de la autonomía gremial de partidos, gobiernos y patronales. No seremos nunca candidatos en las listas de los políticos que nos joden ni nos sentaremos a tomar mate con ministros y funcionarios. No queremos más versos ni relatos de ningún tipo: ni el verso de ´vamos a tener que esperar otro semestre porque los que estaban antes se robaron todo´ ni el otro verso de ´no importa si hubo corrupción antes, con éstos estamos peor´. A todos los relatos los hemos enfrentado con el debate, los argumentos serios y la lucha incansable. Si va a haber evaluaciones, la primera tiene que ser la de ´aprender a ser representantes del pueblo´. Queremos declaraciones públicas de los bienes de los candidatos, antes y después de llegar a los cargos políticos y queremos que paguen con cárcel y con sus bienes malhabidos los hechos de corrupción”.

Desde Agmer María Grande sostienen que no quieren “discursos vacíos, queremos escuchar propuestas políticas reales. No creemos tampoco -y está probado- que los derechos del pueblo trabajador puedan resolverse en competencias electorales. Para nosotros, los entrerrianos han hecho valer su fuerza y se han hecho respetar -en los últimos años- sólo gracias a la movilización popular. La gran Asamblea de la Uader, las luchas ambientales, el reclamo de ´Ni Una Menos´ y las movilizaciones barriales por más seguridad y justicia, las marchas docentes y las marchas de los trabajadores de distintos sectores, junto con la movilización de los pequeños productores agropecuarios -que lamentablemente terminó conducida y aprovechada por intereses ajenos a esos productores- han sido demostraciones cabales de la fuerza del pueblo entrerriano cuando se moviliza. El problema es que nuestras luchas han esperado hasta último momento y además, lamentablemente todavía no han encontrado una plataforma común de defensa soberana de nuestros derechos comunes y de fortalecimiento del poder popular”.

“Ratificamos en todos los términos el reclamo y la alternativa que hicimos desde la conducción Panza Verde de Agmer María Grande al Gobernador Bordet en persona, en setiembre de 2016 –subraya el texto–. Exigimos a todos los candidatos respuesta sobre los fondos de la provincia y sobre los debates educativos. Queremos saber si los candidatos se comprometen públicamente a defender nuestra Ley 8732 de Jubilaciones, y si adhieren o no a la continuidad de la estafa del sistema privatizado de liquidaciones de salarios del CGE. Todo es político y queremos respuestas políticas. Convocamos a todas las organizaciones gremiales y populares a estar alerta y a proyectar, paso a paso, una movilización común con toda la fuerza de nuestra historia federal”.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.