#QueVuelvaEsViolencia.

La etiqueta que usa en las redes sociales el Centro de Estudiantes del Instituto Gaspar Benavento, de Victoria, tiene un destinataria inequívoco: Alberto Daniel Piedrabuena, un docente que fue denunciado por acoso ante la Justicia por una alumna.

Como reflejó Entre Ríos Ahora, una estudiante de Enfermería debió acudir a la Justicia para frenar los acosos que, dijo, era víctima. Acusó al docente por esas situaciones de acoso.

VVU, la alumna, estudiaba la Tecnicatura en Enfermería en la extensión de la Escuela Normal Superior Antonio Sagarna, de Nogoyá, que funciona en Lucas González, a tan sólo 28 kilómetros. Eso ocurrió en 2016, cuando Alberto Daniel Piedrabuena era docente, y comenzó a acosarla.

Piedrabuena le enviaba a VVU mensajes vía whatsapp, y en esos mensajes vía whatsapp la acosaba del peor modo: que sos muy sexy, que pienso tener algo con vos, que me siento muy atraído, pero después pasaba a otro plano, agresivo: que fuera su paciente para examinar su vagina. VVU hizo captura de los mensajes y lo publicó en su muro de Facebook, lo que violentó al docente.

VVU decidió abandonar sus estudios en Lucas González y se trasladó a Victoria, a 72 kilómetros de donde había comenzado a cursar Enfermería. Se inscribió entonces en el Instituto Gaspar Benavento. Pero hasta allí se trasladó también el docente la que había denunciado por acoso: había ganado horas cátedra en ese instituto.

Enterada de que iba a compartir el mismo lugar en Victoria con el docente que la había acosado en Lucas González, decidió ir a la Justicia.

El 23 de agosto, el fiscal Federico Uriburu, de la Unidad Fiscal de Nogoyá, hizo el pedido de remisión a juicio después de concluir la investigación penal preparatoria.

El caso recayó en manos del juez de Transición y Garantías, Gustavo Acosta. El Ministerio Público Fiscal encuadró los hechos en el delito de amenaza, e hizo el adelanto de pedido de pena: un año y seis meses de prisión para el docente. A esa conclusión llegó la Fiscalía luego de escuchar a la víctima, tomar declaración al imputado y recabar pruebas y testimonios de testigos.

En la audiencia de remisión a juicio, el juez Acosta decidió dictar el sobreseimiento del docente acusado de acoso por parte de la alumna. El fiscal aportó el testimonio de trece testigos, entre otras medidas, pero el magistrado consideró que no había pruebas suficientes. Uriburu apeló el sobreseimiento, pero la jueza de juicio de Gualeguaychú Alicia Vivian confirmó el sobreseimiento.

Ahora, el docente denunciado por acoso regresa a dar clases en el mismo lugar donde estudia VVU: el Instituto Gaspar Benavento.

Este jueves 27 alumnos y docentes se concentraron frente a la Dirección Departamental de Educación de Victoria para repudiar ese regreso. Además, presentaron un petitorio a la directora de Educación, Claudia Pereyra.

“Por medio de la presente, el Centro de Estudiantes del Instituto Superior Gaspar L. Benavento y el Colectivo de Alumnos Unidos para que Nunca Más, en representación del alumnado de la institución educativa, nos dirigimos a usted para transmitirle nuestra preocupación debido a la extrema vulnerabilidad en la que nos encontramos todos los estudiantes de nuestra institución”, dice el texto.

Y agrega: “En vista de que durante el lapso del ciclo lectivo 2018 no recibimos contestación a las presentaciones efectuadas sobre el docente Daniel Piedrabuena, y dado que existen antecedentes que contrarían los intereses de los alumnos, solicitamos con urgencia la asistencia inmediata de la Departamental, y por su intermedio a las autoridades provinciales que correspondan, a la situación planteada oportunamente”.

Los estudiantes hicieron notar a las autoridades educativas que “se ha probado el insistente acoso que el docente mencionado ha mantenido sobre nuestra compañera, existiendo registros de pericias psicológicas a la víctima que avalan científicamente su versión”. El denunciado, sin embargo, “se encuentra actualmente bajo tratamiento psiquiátrico, según las cuantiosas licencias presentadas por él mismo, abusando sistemáticamente del sistema de licencias por enfermedad, situación que la Departamental está obligada a investigar, ya que puede tratarse de un posible ´Fraude al Estado´”.

En ese marco, pidieron: “Se arbitren los medios necesarios para proteger a nuestra compañera y denunciante; a muchas otras mujeres que desafortunadamente también han sido víctimas y asisten a nuestra escuela, luego de haber tenido que abandonar la carrera en Nogoyá por culpa del violento accionar de Piedrabuena, y que se encuentran afectadas y revictimizadas por la situación actual”.

Y, en concreto, reclaman la “inmediata revocación de la titularidad de las materias al docente Daniel Alberto Piedrabuena, por existir cuantiosos antecedentes que dejan en claro su pernicioso accionar, lo que provoca un profundo rechazo de todos los estudiantes del Instituto”.

 

 

Foto: Será Noticia
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.