La Clínica España, que en 2015 empezó a zozobrar y a finales de mayo último cerró definitivamente, retomaría su actividad con nuevos dueños.
En una negociación en la Secretaría de Trabajo, la sociedad que se hará cargo de la ex Clínica España acordó con los antiguos dueños el alquiler del edificio donde funcionaba el nosocomio, por lo cual está más cercano el momento de la reapertura.
“Entre la semana que viene y la otra ya estaría cerrada la operación”, informó el delegado Germán Martínez, quien destacó que la institución funcionará bajo otro nombre

Martínez dijo que aguardan a que la sociedad que se hará cargo de la clínica cierre el contrato alquiler del edificio donde funcionaba el nosocomio, que es propiedad de los antiguos dueños. El tema estaba siendo dirimido en la Secretaría de Trabajo de la Provincia con la participación también de los empleados. “Aparentemente, entre la semana que viene y la otra ya estaría cerrada la operación”, dijo el delegado.

En este sentido, destacó que esa situación demoró la reapertura: “Al parecer los antiguos dueños de Clínica España quería subalquilar el edificio”, continuó.

Martínez añadió que los socios, que reabrirán la clínica bajo otro nombre, no quieren que por el momento se sepan sus identidades. “Son varios y son de Paraná. Es una nueva sociedad”, acotó.

Al mismo tiempo, sostuvo que ya van cinco meses que se mantienen en el edificio para asegurar las fuentes laborales. “Somos más de 30 trabajadores que mantenemos la toma. Hay muchos que consiguieron otros trabajos, pero la idea es que vuelvan todos. Tenemos expectativas y estamos presionando para que se reabra la clínica, y lo antes posible porque estamos sin cobrar”, indicó.

Martínez destacó que en Trabajo pidieron que los viejos dueños “devuelvan el inmueble, porque no queremos saber más nada con Clínica España. No queremos que pongan más trabas. Gracias a Dios, las partes se pusieron de acuerdo y todo saldrá como lo esperamos”, finalizó.
A finales de mayo pasado, Sergio Valin, el último administrador que tuvo la Clínica España anunció el cierre.
El conflicto laboral es de larga data. El año pasado, los trabajadores pasaron dos meses sin cobrar. La llegada de una nueva administración posibilitó un acuerdo para retomar el cobro mensual y percibir la deuda en cuotas. Sin embargo, al poco tiempo el pago de lo atrasado cayó. También comenzaron los atrasos con los médicos y especialistas, quienes si bien aguantaron varios meses, finalmente decidieron dejar de prestar servicios. Eso significó que no se pudiesen realizar internaciones. Ni siquiera atender la guardia.

Fuente: Agencia Periodística Federal (APF).