El Concejo Deliberante de Seguí, municipio administrador por el intendente peronista Cristian Treppo, rechazó en la sesión de este viernes aplicar un regimen de cupo laboral trans.

La novedad la dio a conocer el dirigente socialista Gervasio Viola -oriundo de Seguí, candidato a senador-, que resumió así lo resuelto: “Hoy Seguí perdió una posibilidad de hacer historia y ampliar derechos”.

La iniciativa surgió a partir de la presentación hecha por Kamila Ríos, una chica trans que viene batallando por conseguir un empleo en la Municipalidad de Seguí.

La negativa de la gestión Treppo a ese pedido derivó en la presentación de una denuncia ante el  Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) , organismo que decidió intervenir.

La denunciante es Kamila Ríos, la primera militante trans de Seguí, una localidad ubicada a 50 kilómetros de Paraná, que viene batallando para que en esa Municipalidad se dé el cupo laboral trans.

El Partido Socialista presentó un anteproyecto de ordenanza ante el Concejo Deliberante de Seguí en procura de crear un marco legal.

El proyecto de ordenanza señala que “que toda persona tiene derecho al trabajo digno y productivo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo, sin discriminación por motivos de su identidad de género”.

 

“Los compromisos asumidos por el Estado con los Derechos Humanos de las personas trans y travestis y, en particular, con los derechos a la igualdad, no discriminación,  acceso al trabajo y a un nivel de vida adecuado, son múltiples e interpelan a los  Gobiernos, en sus distintos niveles, a avanzar en políticas públicas efectivas para prevenir y erradicar la discriminación hacia las personas trans y travestis en el acceso, permanencia y desarrollo del mercado laboral formal”, señala el texto.

El proyecto de ordenanza “tiene por objeto promover y garantizar derechos en el ámbito laboral para las personas travestis, transexuales y transgénero”.

Al respecto, agrega: “El Municipio y sus organismos descentralizados están obligados a ocupar personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo, en una proporción no inferior al uno por ciento (1%) de la totalidad de su personal y a establecer reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por ellas, de acuerdo con las modalidades que fije la reglamentación”.

Pero la iniciativa naufragó en el Concejo Deliberante de Seguí.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora