El 10 de mayo el Consejo General de Educación (CGE) dictó la resolución Nº 1.595 por la cual dispuso separar del cargo de rectora de la Escuela Secundaria Nº 73, de El Palenque, a la docente María Lorena Weisheim. Pero también la norma ordenó la “separación provisoria” de Fabián Sebastián Daniel Schiebert de su función de supervisor de educación secundaria de la zona XIV.

Fue producto de la instrucción de una información sumaria dispuesta con el fin de “comprobar la existencia de una irregularidad administrativa” y, además, y sobre todo, esclarecer el hecho suscitado el 10 de noviembre de 2016 “que tuviera como protagonista a la joven Belén Oriana Picotti”. La chica, alumna de tercer año de la Escuela de El Palenque, se suicidó, y según se denuncia, en el transfondo hubo una situaciones de bullying que habría ocurrido en la propia escuela.

El papá de la chica, Eduardo Picotti, cargó contra la escuela.  “Sabemos que en la escuela sabían y veían cosas. Mi hija no salía a los recreos, se apartaba, lloraba. Nunca nos dijeron nada. La única vez que la directora llamó a mi señora y le dijo que a Oriana la vieron rara fue el día en que Oriana tomó la determinación de quitarse la vida”.

La separación de la rectora y del supervisor ocurrió seis meses después del suicidio de la adolescente, y generó un conflicto que hasta ahora no se conocía.

La separación del supervisor Schiebert de su cargo generó un creciente malestar y la presentación de reclamos ante el Consejo de Educación.

Lelys de los Santos, supervisora de Educación, dijo que la disposición que afectó al supervisor Schiebert, de la Escuela de El Palenque, generó “mucha preocupación, porque es la primera vez que en la provincia se separa a un supervisor de su función. Un supervisor que tiene 28 años de antigüedad y una trayectoria impecable. Es un supervisor titular al que se remueve porque no habría cumplido con su función, pero no hay ninguna normativa que diga cuál es la misión y la función  de los supervisores”.

También mereció un reproche la medida que se adoptó con la rectora Weisheim.

Un grupo de rectores y supervisores  rechazó la decisión adoptada por el Consejo de Educación al considerarla “infundada, estigmatizante, carente de sustento fáctico y legal”.

Al respecto, señalaron que la decisión de separarlos de sus cargos a rectora y supervisor no encuentra fundamento alguno. En ese sentido, señalaron que la resolución “ha sido dictada sin un solo fundamento que avale la decisión tomada”, lo cual, aseveran, implica “una persecución inaceptable hacia trabajadores de la educación”.

“Habiendo desplazado la rectora y supervisor mencionados, que son los pilares fundamentales que han sostenido la comunidad de la Escuela Secundaria 73 de El Palenque, ante la grave situación por la que atraviesa la misma, hacemos personalmente responsables a los funcionarios que tomaron la decisión de apartamiento de cargo, de las consecuencias que pueda acarrear para la comunidad educativa toda tal decisión”, dice el texto que firmaron rectores y supervisores de Paraná.

En el mismo sentido, los supervisores zonales del departamento Paraná reclamaron al Consejo de Educación que “se emita normativa sobre roles y funciones del supervisor dados los acontecimientos y situaciones sociales que se presentan en la actualidad, irrumpiendo en las instituciones escolares y la imputación de los mismos a la figura del supervisor al producirse un vacío legal, que en este caso queda de manifiesto el accionar con la separación del cargo del supervisor in especificar roles y funciones que incumplió”.

También la Asociación de Supervisores de Entre Ríos tomó intervención en el conflicto, y pidió aclaraciones al CGE.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.