!Queremos agradecer a todos los que nos han ayudado, especialmente a la Policía de Entre Ríos y a la Comisaría nº 13 por su acompañamiento y rápido accionar».

De ese modo, la comunidad de la parroquia Santo Domingo Savio, ubicada en Miguel David 151, de Paraná, dio a conocer la buena nueva: la recuperación del ventilador que había sido robado el sábado, alrededor de las 22, de la capilla de Adoración Perpetua, mientras se realizaba una celebración.

La escena fue captada por la cámara de seguridad del templo: mientras un fiel está sentado en un banco, rezando, alguien ingresa, desenchufa el ventilador que estaba en funcionamiento y se lo lleva consigo.

Inmediatamente, la noticia se viralizó -por lo insólito del contexto- y la Policía se puso a rastrillar la zona, y en menos de 24 horas recuperó el ventilador sustraído.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.