El denominado Consorcio de Gestión de Viviendas del Departamento Villaguay contestó públicamente a la denuncia penal presentada contra el exintendente de Villaguay, Adrián Fuertes, y en la que se involucra al exministro de Planificación Federal, Julio de Vida, y al exsecretario de Obras Públicas, José López, el funcionario K que se hizo famoso por arrojar bolsos con dinero adentro de un convento.

Y lo hizo lanzando duros dardos contra Luis Uriona, inspector Delegado de la Secretaría de Vivienda de la Nación, quien motorizó la denuncia con patrocinio letrado del abogado Rubén Pagliotto. “Una vez más, su profundo resentimiento ha llevado al arquitecto Luis Uriona a buscar protagonismo mediático con acusaciones falsas que buscan ensuciar a dirigentes locales. Ante la difusión de esa denuncia, nos corresponde entonces no ya responder a Uriona (tarea a todas luces infructuosa) sino informar a la ciudad con la precisión necesaria lo ocurrido”, dice el texto de la respuesta a la denuncia judicial.

Y dijeron que el Consorcio de Gestión de Viviendas de Villaguay logró, entre el año 2009 y el año 2015, construir 576 viviendas en el departamento. Es decir, 96 viviendas por año. “Todas esas viviendas tienen existencia real, están geolocalizadas y alojan a 576 familias de nuestro departamento que han logrado de esta manera acceder al sueño de la casa propia -indicaron-. Paralelamente, durante todo ese tiempo de trabajo (los últimos dos años y medio lamentablemente la actividad se ha paralizado) el Consorcio presentó ajustadamente las rendiciones de rigor ante las autoridades correspondientes. Y no ha existido hasta ahora (cuando Uriona ha decidido salir a los medios, donde sus últimas intervenciones han sido como protagonista de escandalosos derrumbes de obras a su cargo) ningún cuestionamiento al manejo transparente de los fondos de parte de los organismos de contralor intervinientes”.

Consorcio Villaguay by Entre Ríos Ahora on Scribd

La denuncia penal de Uriona es por supuesto peculado e incumplimiento de deberes de funcionario público contra el exministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios del kirchnerismo, Julio De Vido; a su ladero, exSecretario de Obras Públicas, José López; y al exintendente de Villaguay y exministro de Turismo, Adrián Fuertes, por el presunto desvío de $25.724.037,30 de un programa nacional de viviendas de 2010.

Desde el Consorcio, sin embargo, señalaron que “la Municipalidad de Villaguay carecía en ese momento de competencia en el manejo de esos fondos, cuya administración fue tarea exclusiva de las autoridades del Consorcio en aquel entonces. El rol del municipio, durante un breve lapso en el que el Consorcio carecía de autonomía financiera, se limitó a actuar como intermediario, recibiendo los fondos nacionales y transfiriéndolos a la cuenta del Consorcio”.

“No obstante, aún cuando sabemos que la intención de Uriona no es otra que ensuciar, nos corresponde aclarar a qué se refiere con la denuncia que ha elevado a la justicia local y, sobre todo, a los medios de comunicación. El arquitecto alude a un programa de 160 Viviendas que, ante la posibilidad de brindar soluciones a los villaguayenses, se gestionaron rápidamente ante Nación y se edificaron en el barrio Las Rosas y en la Quinta 354 -dice el texto de la respuesta-. En ambos casos, se trataba de terrenos que no contaban con los servicios de cloacas, agua y energía eléctrica, por lo que era necesario contemplar la ejecución de obras que los incorporaran. Por ese motivo, desde el Consorcio se solicitó autorización a la Unidad Ejecutora Provincial, para reformular el prototipo de viviendas. Efectivamente, se propuso restar metros de construcción, de manera de destinar los fondos resultantes a las obras complementarias. Puntualmente, con ese dinero que según Uriona “fue a parar a manos de terceros”, se construyeron redes principales y secundarias de agua y cloacas y se dotó de energía eléctrica a ambas quintas”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.