El hecho ocurrió durante las elecciones legislativas del domingo 22 de octubre último: Juan Orlandi, abogado, secretario técnico del Hospital San Blas de Nogoyá,  cumplía ese día su tarea como fiscal de Somos Entre Ríos en la Escuela N° 2 Lorenzo Barcala.

En los tiempos muertos de la tarea de fiscalización, empezó a compartir sus primeras impresiones sobre una elección que el justicialismo ya daba por perdida en casi todos lados, y habló de la necesidad de la renovación dirigencial, y sin nombrarlo jamás, todos entendieron que se refería al cacique por antonomasia del peronismo de Nogoyá, el actual diputado provincial José Ángel Allende.

Los comentarios fueron hechos por Orlandi en un grupo de whatsapp, pero de algún modo su comentario llegó a ser leído por Allende, quien de inmediato lo llamó por teléfono. Esa llamada quedó grabada.

 

“–Hola

–Escuchame, pajero de mierda, en el día de la elección, hinchando las pelotas con internas. Primero, te vamos a cagar bien a trompadas. Y después, cuando quieras presentarte a una elección, te presentas, putito. ¿Entendiste? Te presentas. Acá no hay nada de dedo, ni no dedo. El dedo te lo metes en el ojete. O te lo vamos a hacer meter nosotros.

–Ajá. Bueno.”

 

Orlandi entendió que esa llamada fue una amenaza y acudió a la Justicia.

Orlandi puso al corriente al fiscal Federico Uriburu, de la Unidad Fiscal de Nogoyá, y de inmediato se hizo la apertura de una investigación penal preparatoria. En esa causa, Allende está citado a indagatoria para este lunes 4 de diciembre, a las 10.

Aunque la actuación judicial transita ahora un sendero peculiar: Orlandi ha hecho saber a la Justicia que Allende le ha pedido disculpas de todos los modos posibles, más aún cuando supo que el caso tomó estado público. El legislador ya está complicado en otros pleitos similares, y quiere ahorrarse el mal trago.

Orlandi hizo una presentación ante el fiscal Uriburu en la que lo puso al corriente que “luego de la denuncia que realizara contra el diputado José Ángel Allende, por los hechos ocurridos en fecha 22 de octubre de 2017, han ocurrido circunstancias que me hacen replantear continuar con la presente denuncia”.

 

“Concretamente, señor fiscal, el denunciante (en realidad, el denunciado, NdelR) me expresó personalmente en 2 o 3 ocasiones, y otras tantas telefónicamente (desde el 22 de octubre a la fecha, sus disculpas por los hechos ocurridos y que generaran la denuncia, lo que en mi entender son sinceras. Así me ha expresado que los hechos denunciados fueron producto de un enojo del momento, y que en verdad no quiso éste amenazarme ni coaccionarme para que haga o deje de hacer algo”.

En diálogo con Entre Ríos Ahora, Orlandi negó haber retirado la denuncia y que el escrito fue al solo efecto de informar al fiscal “las situaciones que habían ocurrido después de la denuncia, y es que me pidió disculpas en más de una oportunidad el diputado. Puse en conocimiento de eso. Pero nada más”.

-Podría entenderse que quiso retirar la denuncia.

-No, no retiré la denuncia. Simplemente presenté ese escrito contando de las disculpas de Allende, y que el fiscal haga lo que crea, Quiero ser sincero y respetuoso con la Justicia. Así como denuncié las amenazas, también puse en conocimiento del fiscal de las disculpas que recibí.

Allende irá en breve a juicio en otra causa por amenazas. Ya tiene juez designado para juzgarlo, el vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones, José María Chemez, mas no fecha: se estima que será en 2018.

Ante la consulta de Entre Ríos Ahora, desde la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) se indicó que Chemez fue el juez que salió sorteado para el juicio al legislador peronista y secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

El juicio, se indicó además, aún no tiene fecha y se estima que recién se realizará en 2018. El pasado 27 de octubre el juez de Garantías Nº4 de Paraná, Mauricio Mayer, elevó a debate la causa en la que Allende está imputado del delito de coacción agravada, por sus dichos contra el periodista Martín Carboni, de NoticiaUno.com.

El fiscal Álvario Piérola es quien sostiene la acusación contra el diputado peronista y ya adelantó que en el debate oral y público pedirá 2 años y 6 meses de prisión condicional.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.