“Soy el chico de barrio que salió de Paraná y no olvida sus raíces”.

Así se definició alguna vez para la revista El Gráfico Roberto Fabián Ayala -Paraná, 14 de abril de 1973-, que debutó como jugador de fútbol profesional en 1991 en las filas de Ferro Carril Oeste; en 1994 llegó a River y al año siguiente fichó por el Nápoles. Tras tres temporadas allí firmó por el Milan. Pasó dos temporadas en San Siro y llegó al Valencia, donde estuvo siete años. Pasó dos temporadas en el Zaragoza tras su efímero paso por Villarreal y su última temporada la vivió en Racing de Avellaneda. Tiene un Scudetto, dos Ligas españolas, una UEFA y una Supercopa de Europa. Con Argentina jugó 115 partidos y metió siete goles.

Ahora, Roberto Fabián Ayala está alejado de los campos de juego.

Se dedica al fut-golf -una combinación del fútbol y el golf- y ocupa su tiempo libre en la pintura, su nuevo hobby.

“Nunca me imaginé jugando a esto, el fut-golf -dice-. Pero me ha devuelto las ganas de pasar por un gimnasio, de cuidarme. Me hizo acordar a mi rutina que tenía como futbolista”.

El fut-golf se juega en canchas de golf, pero con pelotas de fútbol, a las que hay que embocar en hoyos de 53 centímetros de diámetro.

Ese es el deporte que ahora juega Roberto Fabián Ayala.

Ahora, que está retirado del fútbol. Y pinta, también.

“Me costó el retiro el primer año -acepta-. Dejé en diciembre de2010. Y tuve un 2011 sin hacer nada. Bah, estuve muy presente en casa. Mi hobby de toda la vida fue el dibujo y la pintura. Las técnicas de acrílico, me gusta el dibujo. No expongo por ahora. Sólo exposiciones en casa, nada más. Cosas que quedan ahí. Me encanta y cada vez que tengo posibilidad de ver arte, lo hago porque me gusta”.

En una charla distendida en el ciclo Conversaciones de La Nación habló de su época de futbolista, de su retiro, del fut-golf, del hobby por la pintura que le despertó su mujer, al regalarle un curso, de la Selección, del Mundial de Rusia, de Sampaoli, de cómo se juega, de qué expectativas hay, qué espera, qué siente Ayala, exjugador.

La charla transitó de modo tranquilo, hasta que el periodista, Sebastián Fest le hizo esa pregunta:

-¿Te gustaría ser gobernador de Entre Ríos?

-Hay que estar preparado para meterse. Si uno quiere cambiar las cosas, y se queja cuando tocamos el tema político, hay que meterse. Si uno quiere cambiar cosas, se tiene que involucrar.

-¿Te queres involucrar?

-Me gustaría. Estoy ahí. En el sentido, que sí, que no. Por medio del fútbol sí que puedo hacer muchas cosas. En la formación, en los juveniles, porque hemos perdido valores. Se han perdido valores que son básicos, para tener mejor convivencia.

-Lo estás pensando.

-No lo descarto. Pero todavía no se me ha acercado nadie con una propuesta.

-En Entre Ríos

-Si se da, puede ser. Siempre ligado al deporte.