Jorge Alfredo López, exdirector de la Escuela Nº 200 Soldados de Malvinas, de Paraná, fue detenido hoy por la Policía y trasladado a la Alcaldía, donde quedó a disposición del fiscal Juan Malvasio, que lleva adelante una causa para determinar el destino de fondos públicos que el docente utilizó pero que después no rindió.

López había sido citado varias veces, pero la Justicia no podía dar con su paradero porque en las direcciones que oficialmente tenía registradas en el Consejo General de Educación (CGE) nunca se lo había hallado. Hasta hoy, que fue detenido  por la Policía. Se hallaba en una vivienda del Barrio Vicoer XI.

López ya tiene abierto un sumario en el CGE, que además dispuso separarlo de su cargo en la Escuela Soldados de Malvinas.

 

Como reveló Entre Ríos Ahora, Educación dispuso “la separación transitoria” del cargo que ocupaba Jorge Alfredo López, como director interino suplente de la Escuela Primaria Nº 200 Soldados de Malvinas, mientras dure la instrucción de un sumario administrativo que se le inició al comprobarse que, estando al frente de esa institución educativa, no rindió en qué gastó $77.345, fondos que retiró entre el 13 de febrero de 2012 y el 10 de junio de 2015 de la tarjeta que disponía, otorgada por el Estado, y que operaba con el Banco Nación, que en teoría utilizó para reparaciones menores y para mobiliario.

También Educación le reprocha a López “haber incurrido en 32 inasistencias injustificadas” a partir del 28 de agosto de 2017 y hasta el 11 de octubre de 2017. La investigación se inició a partir de denuncias formuladas por docentes de la Escuela Soldados de Malvinas y también por el Programa Provincial para la Igualdad Educativa (PIIE), al notar que el director ahora suspendido nunca adeudó los fondos que utilizó durante todo 2014 de los fondos que se giraron desde el CGE. A eso, se agregaron constancias de incumplimiento en la rendición de fondos por parte del Sistema de Transferencias de Recursos Educativos (Sitrared).

El 17 de octubre, Educación dictó la resolución Nº 4.795 por la que dispuso la suspensión del docente investigado por irregularidades administrativas y faltan injustificadas al hacer notar que “claramente con la documentación obrante en autos, los informes de competencia y las denuncias correspondientes, se puede constatar que existe una conducta irregular por parte del señor López”.

Y que la recomendación es “disponer la separación del cargo/afectación del señor López, en miras de preservar a la comunidad educativa, apuntando al normal desenvolvimiento  mientras se corrobore la conducta supuestamente desplegada por él, quien al asumir los roles de docente, voluntariamente se ha obligado a cumplir, a tener de lo informado por la Coordinación de Políticas Socioeducativas, la Dirección Contable de Programas Nacionales, los informes de la Dirección y Supervisión, como las constancias de autos, hasta tanto se esclarezca su situación, facultando a la Dirección Departamental de Escuelas de Paraná a afectar al cumplimiento de otras tareas”.

El fiscal Malvasio indicó que una vez que le tome indagatoria, lo ponga al corriente de la causa abierta en su contra y le indique la necesidad de que designe abogado defensor, López quedará en libertad.

“Este hombre no tenía domicilio. Cada vez que íbamos a un domicilio que tenía declarado, nos decían que no vivía más. Entonces, pedimos la rebeldía y detención. Por eso lo ingresaron hoy a la Alcaldía. Ahora, viene a Fiscalía, y lo vamos a notificar de que hay una causa en su contra”, explicó el fiscal. “Después de este trámite –agregó– se va a su casa, pero queda imputado en la causa”.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.