El congreso provincial de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), que este miércoles sesionó en Rosario del Tala, emplazó al Gobierno para que presente, antes del 30 de este mes, una oferta de recomposición salarial que absorba la depreciación producto de la inflación. De no ocurrir así, el gremio irá al paro los días 4 y 5 de septiembre.

En mayo último, Agmer había alcanzado un acuerdo con la administración del gobernador Gustavo Bordet en torno a una recomposición salarial en tres etapas, un 19% en total. El armisticio llegó después de la intervención del juez laboral José Antonio Revirigio, que dictó la conciliación, frenó los paros, instancia que ocurrió tras sucesivos fracasos en la negociación por aumento salarial.

Aquel acuerdo salarial incluyó una cláusula de revisión: en caso de que el índice inflacionaria superase el porcentaje acordado, la negociación se reabriría. A julio último, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) midió una inflación acumulada del 19,6%, y por eso Agmer apura ahora al Gobierno a reabrir la negociación salarial.

El planteo ya lo había hecho el 5 de agosto el plenario de secretarios generales de Agmer, que emitió un duro pronunciamiento  en el que exigió al Gobierno provincial la reapertura de la negociación salarial ante la disparada inflacionaria, reclamaron por el deterioro grave de la infraestructura escolar y alertaron respecto de las consecuencias del plan de ajuste que aplica la Nación sobre el sistema educativo.

El gremio demandó a la administración del gobernador Gustavo Bordet “la urgente reapertura de la discusión salarial” ante “el estado crítico de la educación pública y del poder adquisitivo de los trabajadores docentes, teniendo presente que el acuerdo paritario firmado el 21 de mayo incluye la cláusula de monitoreo de la inflación y que la misma superará de manera inminente el porcentaje de recomposición anual otorgado”, un 19% en tres fases.

Ahora, el congreso de Agmer dispuso “exigir” el Gobierno “que convoque y realice una oferta salarial según lo establecido por el acuerdo paritario”. De no haber oferta para el 30 de agosto, el gremio dispuso un paro de 48 horas para 4 y 5 de septiembre.

Guillermo Zampedri, secretario gremial de Agmer, dijo que “por amplísima mayoría” el sindicato resolvió emplazar al Gobierno, y demandar la devolución de los montos descontados por paros. “El acuerdo salarial estableció que en el momento que la inflación alcance el 19% nos debían convocar en el plazo de diez días. Ahora, pedimos que se nos convoque en forma inmediata. Si no hay oferta al día 30, se ejecutan los paros. También si la comisión directiva central la considera insuficiente, se ejecutan los paros”, expresó.

 

 

 

Foto: Gentileza La Lucha en la Calle.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.