Este jueves se habilitó el tránsito por calle Corrientes, en el tramo que va de Rosario del Tala hasta La Paz, donde la Municipalidad de Paraná lleva adelante un trabajo de ensanche de la calzada.
El martes se colocó el asfalto del nuevo carril oeste de la arteria y prácticamente en pocos días se concluirá la obra que se inició hace tres meses. A su vez la Secretaría de Tránsito y Transporte evalúa si el cambio de sentido de Rosario del Tala hacia el este será definitivo para descongestionar el tránsito en el microcentro.

La obra de ampliación de calle Corrientes -entre Rosario del Tala y La Paz- está próxima a concluirse. Las tareas más complejas fueron finalizadas, ya que el martes se colocó la capa asfáltica. 
El ensanche de los 60 metros deberá estar concluido a fin de enero. 
Desde la Secretaría de Proyectos Estratégicos, área del municipio encargada de la elaboración y control de la obra, se realizó una evaluación de los trabajos avanzados. 
La arquitecta Marta Movio, integrante de dicha Secretaría, consideró que “se ha avanzado y está en los últimos días de conclusión de la obra. El lunes se comenzó el fresado y se finalizó el martes; luego se colocó una capa de imprimación y se asfaltó. Las veredas están prácticamente terminadas, se realizan los retoques finales, con la colocación de los bancos, los cestos y los árboles”. 
Con este avance de obra, se estima que la circulación vehicular será habilitada en breve: “Resta que Alumbrado público active el semáforo de Corrientes y La Paz, que ya está instalado, y que se coloquen las luminarias que faltan”. 
Recordó que “el ensanche es para que los conductores que van a doblar hacia La Paz se direccionen hacia la izquierda o el oeste, para permitir un tránsito más fluido. Se producía un nudo en este sector y estos dos meses que se derivó el tránsito desde Rosario del Tala hacia Salta, notamos cómo se descomprimió esta zona del microcentro”. Sobre este punto, el secretario de Tránsito y Transporte, Ricardo Frank, dijo que se está evaluando el nudo que se genera ahora en Salta y Rosario del Tala, y considerar si la dirección oeste-este se continúa.

Detalles 

La habilitación de ese carril oeste de calle Corrientes -que tiene por fin descongestionar y agilizar el tránsito en la zona- conllevó una inversión del Municipio de casi 7 millones de pesos. Fueron colocadas tres nuevas columnas de alumbrado, bancos, cestos de basura y receptáculos para siete árboles. Todo este mobiliario ocupa la nueva vereda. 
La intervención en esa zona da cumplimiento a una estrategia urbana planificada hace casi un siglo –previstas en las Ordenanzas 2.736 del año 1927 y 3.265 de 1936 ratificadas por el Código Urbano de la Ciudad de Paraná-, que requirió el progresivo retiro de la línea de edificación.