Afuera era una noche hostil, y acá adentro, en la sala amable de La Hendija, un calor acogedor, un público entusiasmado, una charla sin urgencias: los escritores Ricardo Romero –autor de uno de los libros sensación en 2015, “La habitación del presidente”, del sello Eterna Cadencia—y Julián Stoppello, ambos paranaenses, junto a Sebastián Basualdo, fueron los encargados de presentar este jueves la colección “Leer es futuro”, que editó el Ministerio de Cultura de la Nación.
El encuentro en La Hendija reunió a mucho público, y también contó con la presencia del vicegobernador Adán Bahl, y del asesor en Cultura del gobernador Gustavo Bordet, Roberto Romani.
La segunda parte de “Leer es futuro” es una colección de 21 libros de pequeño formato con relatos de autores de todo el país e ilustradores que aportaron el arte de tapa.

julian1
El Ministerio de Cultura de la Nación lanzó la segunda parte de este proyecto que vuelve con la presentación de escritores inéditos como Gonzalo Gossweiller, otros que recién arrancan como Rocío Cortina, Matías Amoedo y algunos más consagrados como Félix Bruzzone, Ricardo Romero y Carlos Ríos.
“Leer es futuro” condensa relatos que van desde el realismo argentino, pasando por relatos infantiles, cuentos de terror, surrealismo, miradas sobre la década del 90, instantes de amistad, respeto y ternura, historias que entrecruzan distintos personajes en una misma aventura de supervivencia, forajidos, gente con códigos, duelos, tintes fantásticos y baile.
Y es un proyecto que nació durante la gestión de Teresa Parodi al frente del Ministerio de Cultura y que su sucesor, Hernán Lombardi, decidió continuar, y que según destacó Sebastián Basualdo, responsable de la colección, permite llevar la literatura a todas partes.
Junto a un paranaense consagrado, como Ricardo Romero, Basualdo destacó la inclusión de Julián Stoppello. “Para nosotros, fue automática la decisión de incluir sus textos”, dijo.
Cuando le tocó hablar de Romero, Stoppello lo calificó de un modo que lo hizo sonrojar al autor de la historia de Roque Rey. “Es un escritor de primera categoría”, esbozó de él.

Fotos: Marcela Pautaso.

Fotos: Marcela Pautaso.

Así, entre elogios mutuos, recuerdos de su época en el básquet pasado (Julián Stoppello en Echagüe; Ricardo Romero en Estudiantes) la charla deshilvanó historias personales e hizo de la presentación de una colección de libros un encuentro de viejos conocidos.
“Mi relación con Paraná fue siempre conflictiva”, aceptó Romero, pero eso, todo eso, quedó atrás. “Ahora me hace muy feliz volver”, agregó.
Hizo la primaria y la secundaria en el Cristo Redentor, jugó al básquet, fue mozo, y un día partió a Córdoba, a estudiar Letras, y después se radicó en Buenos Aires, donde ahora vive. “Buenos Aires siempre va a ser para mí un escenario, aunque es también la ciudad en la que vivo”, definió Romero.
De los libros, dijo que se trata de “una colección hermosa. Son libros que van a circular muy fácil. Es literatura fresca, que se está escribiendo ahora. Son libros vivos”.
Al final, entre saludos, y fotos para el recuerdo, el gesto: el obsequio de colecciones completas de “Leer es Futuro” a distintas bibliotecas, entre ellas la Biblioteca Popular del Paraná y la de la Unidad Penal.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.
Fotos: Gentileza Marcela Pautaso.