Los gremios agrupados en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma, con la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), a la cabeza, realizarán este martes un paro de actividades que va dirigido a reclamar al gobierno nacional un cambio en el rumbo económico, una defensa del Estado, la priorización del salario, pero que también incluye demandas hacia los gobiernos provinciales y municipales.

Entre las demandas, están  “la implementación de la Emergencia Alimentaria, reapertura de paritarias, medidas urgentes para los jubilados y reincorporación de todas y todos los trabajadores despedidos”.

Aquí en Entre Ríos, ATE se suma a la huelga.  El secretario general del sindicato, Oscar Muntes, dijo que el gremio sostiene las mismas demandas “gobierne quien gobierne”, y que a nivel nacional demandan el cambio de “esta matriz económica”; y a nivel provincial llamó la atención respecto de la situación de zozobra en algunas reparticiones, el rezago del salario del empleado público y la necesidad de lograr un anticipo a cuenta de la actualización ya pactada según cláusula gatillo.

“Hoy la realidad en nuestro Estado provincial la realidad cada día empeora. Tenemos una realidad nacional que abruma, y lo que ocurre con los Estados provinciales es que ajustan hacia abajo y cuando ajustan hacia abajo el resultado es que la población tiene cada vez menos derechos y somos más vulnerables”, señaló Muntes.

En el marco de ajuste de la economía, ATE planteó al Gobierno provincial la necesidad de conseguir un “anticipo” a cuenta de la cláusula gatillo del primer semestre del segundo semestre, que según el acuerdo deberían cobrarlo a principios de noviembre. El gremio reclama una suma a cuenta en septiembre. “Todavía no tuvimos respuesta a nuestra demanda. Pedimos que se adelante debido a que cuando nosotros cobremos esa actualización, con los salarios de octubre, a principios de noviembre. La segunda actualización, de octubre, noviembre y diciembre la cobramos en febrero de 2020. La pérdida que tenemos es estrepitosa. No alcanza”, señaló.

Muntes dijo que como gremio “tenemos obligación de plantearle al Ejecutivo que adelante esa actualización. Eso hemos hecho, lo seguimos pidiendo, lo seguimos demandando. Hasta ahora, lo único que nos han contestado es que van a a cumplir con el acuerdo paritario, o sea que nos van a pagar en noviembre la actualización del trimestre julio, agosto y septiembre”.

Hoy en la Administración Pública entrerriana el mínimo garantizado está en $21.800, con lo cual, dijo Muntes, más del 75% está por debajo de la línea de pobreza.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.

 

 

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.