En la tarde de este lunes, se realizó en Paraná, como en diversos puntos del país, una concentración y movilización de diversas organizaciones para expresar un fuerte rechazo a la decisión del presidente Mauricio Macri de impulsar una reforma por decreto de la Ley 26.657 de Salud Mental.

 

El proyecto de reglamentación que prepara el Gobierno -a través de un decreto- ha sido fuertemente criticado de diversos sectores, principalmente por el cambio de paradigma que implica en el abordaje de la salud mental y también por el hecho de pretende borrar de un plumazo, sin consultas, una Ley que fue producto de intensos debates y aportes de profesionales, trabajadores y organizaciones que trabajan cotidianamemente en relación con la temática.

 

En el documento elaborado por la Asamblea en Defensa de Ley Nacional de Salud Mental 26.657 expresa el rechazo a las políticas “de ajuste y arrasamiento de los derechos humanos”.

 

Uno de los puntos más polémicos del proyecto del Ejecutivo tiene que ver con el reestablecimiento de los manicomios bajo el nombre de “hospitales especializados en psiquiatría y salud mental”, permitiendo el aislamiento pleno de personas.

En este sentido, en el documento leído sobre el cierre de la concentración expresaron que “el  encierro  y las  internaciones  en  hospitales  psiquiátricos deben ser el último recurso terapéutico a ser tenido en cuenta”, considerando que “el  cuidado  y la  atención  de la salud  mental  desde una perspectiva de derechos humanos es condición para una atención integral en salud”.

Por otro lado, advirtieron que la implementación de la Cobertura Universal de Salud (CUS) “instala la lógica del mercado en el sistema de salud pública”.

 

Asimismo, se pronunciaron sobre una serie de derechos sobre los que los Gobiernos de Cambiemos en los distintos niveles vienen tomando medidas polémicas. Por eso se expresaron “a favor de la defensa de los espacios públicos” y de “ambientes sanos y libres de agrotóxicos” como ámbitos necesarios para la promoción de la salud.

 

En ese sentido, también se expresaron en pos de la Educación Sexual Integral, la identidad autopercibida, el derecho a la cultura, el desarrollo de los medios de comunicación comunitarios

 

En este marco, reclamaron que se continúe en el camino de cerrar todos los manicomios del país camino al 2020, como prevé la Ley 26.657, “que dejen de patologizar, etiquetar y diagnosticar la vida cotidiana de las infancias y jóvenes”.

También exigieron “que no vulneren, ni flexibilicen, ni se retroceda en los derechos de los trabajadores, jubilados y personas con discapacidad”; “el cese de las represiones a las manifestaciones colectivas.

 

 

 

Fuente: Agencia de Informaciones Mercosur (AIM)